26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 2 de febrero de 2009

    La Comunidad de Aficionados al Vino 'Verema' elige a Abadía Retuerta como Mejor Bodega del año 2008

    VALLADOLID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Comunidad de Aficionados al Vino 'Verema', con más de 400.000 usuarios únicos, eligió a Abadía Retuerta como Mejor Bodega del año 2008 con el 42,8 por ciento de los votos.

    Según informaron a Europa Press fuentes próximas a la bodega, este galardón es otorgado por los propios usuarios de la web Verema, con más de 20.000 usuarios registrados, el 86 por ciento españoles, todos ellos amantes del vino, y cerca de 400.000 usuarios únicos.

    En una primera fase, llevada a cabo el pasado mes de noviembre, los usuarios votaron a sus candidatos preferidos para, en una segunda fase finalizada recientemente, elegir al mejor entre los cinco finalistas más votados.

    Abadía Retuerta fue elegida 'Bodega del Año 2008' por haber desarrollado una "trayectoria de referencia dentro del sector y por la calidad de todos sus vinos" y la entrega de los premios se celebrará los próximos 27 y 28 de febrero en el marco del VIII Encuentro Verema, que congregará en Madrid "a un buen número de aficionados al vino con el objetivo de conocer las últimas novedades del mercado y poner en común sus opiniones y conocimientos en torno a un buen número de los mejores vinos nacionales e internacionales".

    Este encuentro, "consolidado ya como único en su categoría dentro del sector", aglutinará conferencias, presentaciones de vinos, catas verticales, mesas redondas, y un buen número de actos paralelos en torno al vino.

    "Abadía Retuerta es conocida como 'El Pago de la Milla de Oro' al elaborar vinos de pago en la mejor zona vitivinícola de España, la ubicación geográfica "privilegiada" entre Tudela de Duero y Peñafiel, donde concurren las marcas más prestigiosas de vino en España", señalaron las mismas fuentes antes de cifrar en más de 6.000 personas las que visitan al año Abadía Retuerta, "cifra que se pretende triplicar en los próximos años".

    Cada una de las 54 parcelas que componen la viña son controladas por separado y se aplican diferentes técnicas para cada una de ellas, dependiendo de sus necesidades concretas: tipo de suelo, variedad y temperatura.

    "Este análisis parcelario y los controles de vinificación permiten la producción de vinos claramente diferenciados tanto por sus procesos de elaboración como por las características que el subsuelo atribuye al vino", concluyeron las mismas fuentes.