8 de abril de 2020
12 de agosto de 2008

Concluye la restauración del retablo de la iglesia de Villarén (Palencia), enmarcada en el Plan Románico Norte

PALENCIA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las obras de restauración en el iglesia de la localidad palentina de Villarén de Valdivia, enmarcadas en el Plan Románico Norte y centradas especialmente en la rehabilitación del retablo mayor, ya están concluidas.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Fundación Santa María la Real, ejecutora del proyecto, el retablo del templo de Villarén es una pieza barroca de madera policromada fechada en la segunda mitad del siglo XVII cuyo desmontaje ha permitido descubrir que, en su día, el sagrario debió ser una pieza giratoria, algo poco frecuente en el entorno.

La iglesia de Santa María y San Martín de la pequeña localidad palentina de Villarén de Valdivia se sitúa a los pies del Monte Bernorio y el edificio, de factura renacentista, conserva una portada románica de finales del siglo XIII.

La pieza situada en la cabecera del ábside es un característico retablo barroco realizado a partir de la segunda mitad del siglo XVII que sirve de apoyo y marco a varias obras de imaginería y se articula en un solo cuerpo dividido en tres calles alzado sobre banco y coronado por un gran remate.

La parte central la ocupa el tabernáculo o sagrario, organizado en tres pisos y tallado por todas sus caras, con relieves alusivos a la Eucaristía.

ALTERACIONES.

Aunque en el momento previo a la restauración el retablo no presentaba graves alteraciones estructurales, sí eran visibles las patologías propias de este tipo de piezas: la adhesión de elementos metálicos ajenos al retablo, como argollas o escuadras de hierro y el cableado eléctrico de la iglesia que entorpecía la visión general del conjunto.

A estas alteraciones se unían otras como la acumulación de suciedad propia del paso del tiempo; el ataque localizado de insectos xilófagos, en este caso, carcoma; la pérdida de elementos estructurales y algunos repintes concentrados en las ménsulas que custodian el sagrario.

Tras un proceso de estudio y documentación del estado de la pieza, se procedió a la restauración y para ello, se optó por desmontar los elementos exentos como la imaginería y el sagrario. Tras ello, se llevaron a cabo los tratamientos de conservación, centrados en la limpieza superficial del retablo, desinfección preventiva de la pieza, consolidación de la madera y readhesión de policromía.

Posteriormente, encaminadas a permitir una mejor comprensión de la pieza, se realizaron las labores de restauración consistentes en la restitución de elementos volumétricos perdidos y reintegración cromática utilizando materiales reversibles y discernibles con respecto al original.

EL SAGRARIO.

La restauración del Sagrario trajo consigo una "sorpresa" ya que, al desmontar la pieza, el equipo de restauradores descubrió un mecanismo de hierro y madera que, posiblemente, servía para girar el tabernáculo. Dicha maquinaria había quedado inutilizada, ocultando de este modo tres de los seis relieves que componían la pieza, alusivos todos ellos a la Eucaristía.

En concreto, los tres relieves ocultos, que conservaban la policromía original, hacían referencia a Pentecostés, Ascensión de Cristo y la Última Cena mientras que los otros tres representaban la Epifanía, la Adoración de los pastores y la Resurrección.

"Es muy posible que el mecanismo giratorio del Sagrario permitiese mostrar unos u otros en función de la época del año y de la liturgia correspondiente", destacaron las mismas fuentes antes de explicar que la restauración ha permitido recuperar el dispositivo giratorio del tabernáculo, original y muy poco frecuente en las iglesias del entorno.

La restauración concluyó con la actuación sobre la pintura mural, que a modo de trampantojo simulaba una puerta simétrica a la de la sacristía, situada a la izquierda del retablo.

El Plan de Intervención Románico Norte es un proyecto promovido por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, a través de la Fundación Santa María la Real, y en colaboración con las Diócesis de Palencia y Burgos.

El objetivo fundamental del proyecto, que se enmarca en el Plan PAHIS, es la restauración integral de 54 iglesias románicas y sus entornos en las provincias de Palencia y Burgos Y el presupuesto global del Plan, que comenzó en 2005 y se prolongará hasta 2012, es de 9.720.000 euros.