20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 19 de septiembre de 2009

    Cuatro Espacios Naturales de la Comunidad consiguen la Carta Europea de Turismo Sostenible

    VALLADOLID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Federación Europarc, durante su congreso anual celebrado en la ciudad de Strömstad (Suecia), concedió la Carta Europea de Turismo Sostenible a cuatro espacios naturales de Castilla y León por las "excelentes iniciativas" que se desarrollan para dinamizar el medio rural y por sus "eficientes sistemas de gestión y control de visitas", entre otros aspectos.

    Los espacios que recibieron tal distinción son el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza (Segovia), el Parque Regional de la Sierra de Gredos (Ávila), la Reserva Natural del Valle de Iruelas (Ávila) y el Monumento Natural de Ojo Guareña (Burgos), según informaron a Europa Press fuentes de la Junta de Castilla y León.

    La Federación Europarc está comprometida con la protección y promoción de las áreas protegidas de Europa y de todo lo que éstas ofrecen. Es la primera y mayor organización no gubernamental que aúna a las áreas protegidas europeas, incluidos parques nacionales, parques naturales y regionales, reservas de la biosfera de 39 países, con el objetivo común de conservar la rica variedad de hábitats, especies y paisajes de Europa.

    La Carta Europea del Turismo Sostenible en Espacios Naturales Protegidos (CETS) es una iniciativa que tiene como objetivo global promover el desarrollo del turismo en clave de sostenibilidad en los espacios naturales protegidos de Europa. La CETS es un método y un compromiso voluntario para aplicar los principios de turismo sostenible, orientando a los gestores de los espacios naturales protegidos y a las empresas para definir sus estrategias de forma participada.

    La concesión de la CETS supone el desarrollo de un Plan de Acción durante cinco años (2009-2013), elaborado por los diferentes parques que han obtenido esta distinción, con la colaboración y consenso de los sectores locales que se implican, de este modo, en la planificación turística sostenible de esta zona de la provincia.

    Cada una de las actuaciones propuestas en éste documento muestra el compromiso alcanzado entre las entidades locales con la viabilidad ambiental, social y económica del turismo, así como con la conservación y el manejo sostenible de los valores paisajísticos, naturales y culturales del entorno.

    Las actuaciones están organizadas según tres grandes objetivos estratégicos, que son fomentar la participación y consolidar la cooperación entre los agentes implicados, mejorar la calidad ambiental del destino y los servicios básicos del territorio, así como consolidar a los Espacios Naturales como destino de turismo de naturaleza de calidad en Castilla y León.

    En Castilla y León, el primer Espacio Natural al que se le concedió la CETS fue al salmantino Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, en el año 2008.