15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 14 de noviembre de 2009

    Se cumple un año del tiroteo de Villaobispo (León) sin la detención del autor material de los hechos

    LEÓN, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Hace un año que tuvo lugar en la localidad leonesa de Villaobispo de las Regueras el tiroteo en el que perdió la vida A.R.F, de 30 años, momento desde el cual se detuvo a tres personas y se identificó a otras tres que participaron en el suceso.

    Concretamente, los hechos se produjeron el día 8 de noviembre de 2008 alrededor de las 13.30 horas cuando tres personas salieron corriendo de un portal y dispararon con un arma corta hacia un grupo de otros tres que les perseguían con una escopeta de cañones recortados, momento en que la víctima fue alcanzada por uno de los proyectiles.

    Cuando la Guardia Civil llegó al lugar del tiroteo sólo encontró el cuerpo del fallecido y a su hermano, J.R.F, de 43 años, natural y vecino de Cáceres, que fue detenido por los agentes de la Benemérita por su presunta relación con los hechos investigados y por tenencia ilícita de armas.

    Días después, J.R.F. también fue condenado por las amenazas graves que infirió a un agente de la Guardia Civil que instruía las diligencias, minutos antes de ser presentado ante la Autoridad Judicial, constitutivas de un delito de atentado contra agente de la Autoridad. Además, se le imputó un delito de conspiración para delinquir.

    Más tarde, el día 24 de enero del presente año, efectivos de la Unidad Orgánica de la Guardia Civil de León detuvieron a otro de los participantes en el tiroteo, S.R.F, también hermano de la víctima, como presunto autor de un delito de conspiración para delinquir.

    Paralelamente, las comandancias de León y Cáceres identificaron a las otras tres personas que participaron en el tiroteo, entre las que se encuentra el autor material del disparo que causó la muerte a A.R.F.

    DOS GRUPOS DE TRES HERMANOS

    Los agentes encargados de la investigación realizaron una exhaustiva inspección ocular e iniciaron intensas gestiones para tratar de averiguar la identidad del resto de participantes en la disputa, además de los motivos que pudieran haber ocasionado ésta y determinaron que en el suceso habían intervenido dos grupos de tres hermanos cada uno.

    Así, estimaron que el fallecido y sus hermanos podrían haberse trasladado desde Cáceres para buscar en León al otro grupo, que vivía desde hacía unos meses en Villaobispo de las Regueras y "vengarse" de ellos, ya que se habían enfrentado en otras ocasiones en distintas poblaciones cacereñas en las que alguno de ellos resultó herido por arma de fuego.

    Los agentes de la Guardia Civil establecieron que los hermanos provenientes de Cáceres consiguieron localizar a sus adversarios en una calle de la citada localidad leonesa y, aunque salieron del vehículo con la intención de dispararles con una escopeta, el segundo grupo respondió más rápido a la agresión con una pistola que alcanzó a A.R.F.

    IDENTIFICADO EL AUTOR MATERIAL

    Además, las investigaciones efectuadas por la Guardia Civil permitieron determinar la identidad del resto de implicados en el tiroteo, F.M.M.F, autor material del disparo, A.M.F. y M.M.F, de 36, 26 y 30 años de edad respectivamente, todos ellos vecinos de Coria (Cáceres), aunque en aquel momento residían de forma temporal en Villaobispo.

    Dado que los tres hermanos se encontraban en paradero desconocido tras huir del lugar de los hechos, se dictó un señalamiento de búsqueda y detención sobre ellos como presuntos autores de, al menos, un delito de homicidio.

    Dos días después de la detención del segundo hermano de la víctima, S.R.F, el día 26 de enero de 2009, la Guardia Civil detuvo en el Juzgado de León a una mujer, M.I.M.P, de 41 años, natural de Paterna (Valencia) y vecina de Cáceres, como presunta autora de un delito de conspiración para delinquir en el tiroteo ocurrido el pasado mes de noviembre en la localidad leonesa de Villaobispo de las Regueras.

    Según informaron fuentes policiales, la detenida, esposa del hermano detenido el mismo día del tiroteo, estaba al corriente y ayudó a los tres hermanos desplazados desde Cáceres a planear, localizar e intentar asesinar al grupo de sus adversarios.

    Desde entonces la investigación por los hechos acaecidos no se ha resuelto con más detenciones, por lo que los agentes policiales continúan con el trabajo de búsqueda del autor material del disparo que acabó con la vida de A.R.F.