24 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

CyL registró en 2019 la tasa más baja de adultos condenados

El número de adultos condenados en CyL alcanzó los 11.501, un 0,13% más, y el de menores, los 707

VALLADOLID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Castilla y León registró en 2019 la tasa más baja de adultos condenados de España, 5,6 por cada mil habitantes, 1,8 menos que en el conjunto de España, donde se registraron 286.931 condenas firmes y una tasa de 7,4.

Con 11.501 condenas de adultos, Castilla y León registró un incremento del 0,13 por ciento, similar a la media nacional (0,1), según los datos hechos públicos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística.

Los delitos más frecuentes de adultos fueron los relacionados con
la seguridad vial (22,2 por ciento del total), hurtos (17,4) y lesiones (16,8). El número de adultos condenados por delitos sexuales creció un
11,4 por ciento y el de menores aumentó un 28,8.

En el caso de los menores, el aumento de condenas a nivel nacional fue de 14.112, un 3,3 por ciento más, de las cuales 707 corresponden a Castilla y León, con una tasa regional de 8,6, tres puntos por encima de la de los adultos. Se trata de la octava tasa más alta de menores condenados, 1,2 puntos por encima de la nacional.

De los 11.501 adultos condenados en Castilla y León durante 2019, 9.760 tenían nacionalidad española, mientras que los otros 1,741 eran extranjeros. Por otro lado, de los 16.731 delitos cometidos, 13.361 fueron cometidos por varones y 3.370, por mujeres. En cuanto a los 707 menores condenados, 601 eran españoles y 106, extranjeros.

En el conjunto de España, la tasa de delitos cometidos por cada 1.000 habitantes (según lugar de la condena) fue de 10,6 en el año 2019. Las ciudades autónomas de Ceuta (34,0) y Melilla (30,4), y la Comunidad Valenciana (13,0), registraron las mayores tasas. Por el contrario, Castilla-La Mancha (7,7), Extremadura (7,9) y Castilla y León (8,1),
presentaron los valores más bajos.

Asimismo, en Castilla y León se cometieron 1.179 infracciones penales en 2019, la octava mayor cifra del conjunto de España, que sumó un total de 26.049 infracciones, y una tasa de 14,3 por cada mil habitantes, siete décimas más que a nivel nacional.