17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 8 de agosto de 2019

    Denuncias ante Trabajo la falta de personal en la residencia de mayores en Armunia

    LEÓN, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de León ha denunciado ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social la falta de técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería (TCAE) en la Residencia Mixta de Personas Mayores Armunia de León.

    Un centro dependiente de la Gerencia de Servicios Sociales de León y que "no puede cumplir con los servicios mínimos que requiere la atención directa a los residentes", marcados por la propia Administración regional en el calendario laboral, según ha asegurado el sindicato.

    CSIF ha señalado a Europa Press que hacen falta, al menos, 5 TCAEs más, el 11 por ciento del total que tiene el centro (44) y, por ello, ha pedido que se admita la denuncia contra ese centro, y se emita un informe aclarando la consideración del término "necesidades del servicio".

    En marzo de 2015, CSIF ya denunció ante la Inspección de Trabajo esta situación, y en diciembre la Inspección respondió que existía un compromiso por parte de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta "para mejorar esta situación".

    Pero, "lamentablemente más de tres años después, el centro sigue sin tener los auxiliares de enfermería suficientes", lo que afecta a diferentes departamentos del centro, como son los Módulos A, B y las dos Unidades de Convivencia.

    Esta falta de TCAEs genera bajas sin cubrir, permisos retribuidos no concedidos, cambios de turno, "siempre alegándose necesidades del servicio" y dada la escasez de plantilla, se está produciendo un alto número de incidencias en cuanto a la merma en los derechos de los trabajadores.

    En la residencia, hay unos 95 residentes, que son atendidos -en este momento- por una plantilla de 44 técnicos auxiliares de Enfermería, repartidos en dos módulos (con 14 auxiliares cada uno) y dos unidades de convivencia (con 15 auxiliares en ambas).

    El personal de las unidades de convivencia es el que se ve obligado a moverse para poder cubrir las necesidades de atención, rompiéndose el estrecho vínculo de confianza que hay entre el residente y el trabajador que le atiende, explica CSIF.

    El sindicato independiente cifra en 5 técnicos auxiliares de Enfermería más, como mínimo, los que se necesitarían en este centro, uno por cada uno de los módulos y unidades de convivencia, y otra persona más de apoyo o 'correturnos'.

    Asimismo, desde CSIF se ha incidido que la aplicación de las jornadas laborales de 35 horas puede agravar la situación ya que cada trabajador deberá tener, al menos, 16 descansos más al año.

    Por otra parte, el personal de Servicios lo conforman 32 empleados, repartidos entre planta, comedor y lavandería y, según CSIF, se necesitaría una persona más para planta, para cubrir la parte nueva de la unidad de convivencia que se abrió hace un año; otra persona para comedor; un cocinero y un ayudante de cocina.

    Para leer más