7 de junio de 2020
22 de julio de 2008

La Diputación de Valladolid promueve un taller de empleo sobre restauración y difusión de documentos históricos

VALLADOLID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Valladolid promueve un taller de empleo de Recuperación del Patrimonio Documental en la provincia, que tiene por objetivo la restauración y difusión de la documentación histórica de la institución provincial y de los municipios, que ha sido identificada como resultado del Programa de Organización de Archivos Municipales.

Este programa ha permitido desde 1993 organizar y mantener 185 archivos de los ayuntamientos de la provincia de Valladolid, según un comunicado de la institución provincial recogido por Europa Press.

El nuevo Taller de Empleo, que comienza a finales de año en el nuevo edificio que se abra para albergar el Archivo Provincial de la Diputación, tendrá una duración prevista de un año, dividida en dos fases de seis meses cada una de ellas, para la formación y empleo de diez trabajadores.

El Taller de Empleo de Recuperación del Patrimonio Documental en la provincia -que ha recibido una subvención de la Junta de Castilla y León a través del Servicio Público de Empleo (Ecyl) de 197.250 euros para su puesta en marcha- tiene como objetivo capacitar a los participantes en los procesos y práctica de restauración de documentos en papel, pergamino y encuadernaciones, y a su reproducción digital para su futura difusión, todo ello a través de la especialidad de restauración e imagen digital al objeto de conseguir la cualificación profesional que posibilite la inserción laboral.

El Taller de Empleo está dirigido a mayores de 25 años con especiales dificultades para insertarse en el mercado de trabajo, colectivos beneficiarios de RAI (Renta Activa de Inserción), parados de larga duración, mayores de 45 años, mujeres, personas con discapacidad, aquellos colectivos que marquen como preferentes los Planes Nacionales de Empleo.

Finalizado el ciclo formativo, la Diputación de Valladolid expide un certificado del itinerario formativo, y la Junta de Castilla y León un diploma acreditativo de las enseñanzas recibidas.