28 de enero de 2020
24 de septiembre de 2014

El director de la prisión de Soria recibe la Medalla de Plata al Mérito Penitenciario

SORIA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro Penitenciario de Soria, Segundo Eusebio Pascual Hernández, ha recibido la Medalla de Plata al Mérito Penitenciario por "su especial iniciativa y dedicación" de manos del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha presidido este miércoles en Madrid, con motivo del día de La Merced, un acto de reconocimiento de los profesionales que trabajan en prisiones.

Tal y como ha informado la Subdelegación del Gobierno de Soria, en este acto también se ha reconocido la labor que desarrolla la empresa Fico Mirrors, ubicada en Soria capital, con la entrega de la Medalla de Plata al mérito social penitenciario por "su aportación, colaboración y contribución a la ocupación, formación y reinserción social de los internos del establecimiento penitenciario de Soria a lo largo de los últimos 22 años".

Fico Mirrors, empresa dedicada a la fabricación de accesorios del automóvil, concretamente espejos retrovisores, proporciona desde septiembre de 1992 trabajo a los internos de la cárcel de Soria en sus talleres de manipulado.

"A pesar de las situaciones de crisis económicas, como la actual, y de circunstancias especiales como el incendio que tuvo parada la producción durante varios meses en 1995, en estos 22 años ha proporcionado trabajo a los internos", se ha recordado desde la Subdelegación.

El número de ocupados en este taller productivo ha oscilado entre los 60 de los primeros años y los 21 actuales, y este año "se ha incrementado el número de internos y también la facturación".

TRABAJO EN EL CENTRO PENITENCIARIO DE SORIA

De los 157 internos que a día de hoy tiene el centro penitenciario de Soria, 116 trabajan. Un total de 82 en los dos talleres de empresas sorianas que alberga la cárcel (Además de Fico también Huf tiene un taller) y 33 en los distintos destinos del propio edificio como son cocina, lavandería, limpieza, mantenimiento, etcétera.

Este grado de ocupación está por encima de la media de los establecimientos penitenciarios españoles. También lo está el porcentaje de población reclusa que realiza estudios de algún tipo.

Actualmente estudian en el centro penitenciario de Soria 50 internos de los cuales 44 cursan enseñanzas iniciales, alfabetización, consolidación y Enseñanza Secundaria Obligatoria con el concurso de 10 profesores del Centro de Adultos Celtiberia.

Además, cuatro realizan el Bachillerato y los otros dos cursan estudios universitarios a través de la UNED. En el centro penitenciario de Soria se realizan igualmente programas de tratamiento para combatir la adicción a las drogas.

Así, 65 internos reciben apoyo psicosocial y 26, servicios médicos dentro del programa de metadona.

Este es el "más importante", pero también se desarrollan programas contra el alcoholismo, contra las conductas violentas, de autoconocimiento o de preparación para los permisos, entre otros. Se gestionan igualmente los trabajos en beneficio de la comunidad como penas y medidas alternativas.

Hay 61 personas realizando estos trabajos en 21 entidades diferentes de la provincia.

Como "novedad", durante el curso académico 2013/2014 han realizado, por primera vez, prácticas en el Centro Penitenciario de Soria cuatro alumnos de la Escuela de Enfermería y este curso, otro alumno ha comenzado ya estas prácticas.

VIGILANCIA EXTERIOR PRIVADA

Otra novedad es que el próximo mes comenzarán a realizar tareas de vigilancia en el recinto exterior de los centros penitenciarios españoles agentes de seguridad privada supervisados y tutelados por la Guardia Civil que es el Cuerpo que realiza esta vigilancia en la cárcel de Soria.

Sobre el nuevo centro penitenciario en construcción, de acuerdo con una respuesta parlamentaria del Ministerio del Interior "está previsto que la obra de edificación finalice en el presente año, procediéndose a su equipamiento cuando esté próxima su fecha de apertura".

Según la misma respuesta. "en la actualidad no se puede precisar la fecha prevista de apertura del nuevo centro penitenciario ni el número de trabajadores necesarios para su puesta en funcionamiento que, en todo caso, vendrá determinado por la Relación de Puestos de Trabajo, tal y como establece la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público".

Esta respuesta parlamentaria indicaba también que "pese a que en los últimos años la coyuntura económica permitía, con un alto grado de fiabilidad, predecir las restricciones que debían abordarse en el ámbito de las infraestructuras penitenciarias, no sólo no se realizaron las necesarias previsiones al respecto sino que se siguieron licitando nuevos Centros Penitenciarios, muchos con elementos de carácter suntuoso, del todo innecesarios para la finalidad de reeducación y reinserción social prevista en el artículo 25.2 de la Constitución, sin que, además, se llevase a cabo previsión alguna respecto a su futura dotación de personal. Todo ello obligó a la completa revisión del Plan de Infraestructuras y Equipamientos