25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 8 de noviembre de 2010

    Escuela Laica muestra su sorpresa por la inadmisión a trámite del recurso para la retirada de crucifijos en colegios

    VALLADOLID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Cultural Escuela Laica (ACEL) de Valladolid ha mostrado su "sorpresa" por la decisión del Tribunal Constitucional de no admitir a trámite el recurso de amparo presentado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que afirmaba que los crucifijos presentes en el colegio público Macías Picavea de la ciudad se retiraran de los espacios comunes así como de las aulas en que los padres lo solicitaran expresamente.

    Según han explicado fuentes de la organización laicista, el recurso de amparo de ACEL se basaba en que la solución planteada por el tribunal "solamente resolvía casos puntuales e implicaba la necesidad de que los padres se pronunciaran al respecto, lo que vulnera su derecho a no realizar declaración alguna que ponga de manifiesto su ideología o creencia".

    En el texto explican que el TC tomó la decisión de no admitir a trámite el recurso por presentarse fuera de plazo. Para ello, han añadido, ha tenido que considerar que había sido interpuesto contra una decisión administrativa, contra la que el plazo de recurso son 20 días hábiles, y no contra una sentencia judicial, para lo que el plazo sería de 30 días.

    Así, a juicio de ACEL, se ha interpretado que el recurso "no se interpuso contra la sentencia del TSJCyL sino contra el acuerdo del Consejo Escolar del colegio, que "fue anulado por el juzgado de lo contencioso administrativo por contrario a derecho".

    Los representantes de Escuela Laica han considerado que se trata de un intento del Tribunal de "evitar pronunciarse sobre la constitucionalidad el fondo del asunto".

    De esta manera, han advertido de que el TC "no se va a librar de tener que pronunciarse sobre el tema" por que con la decisión "simplemente ha logrado dilatarlo en el tiempo, ya que más temprano que tarde se verá en la necesidad de afrontarlo". En este sentido, desde ACEL han realizado un ofrecimiento de apoyo y asesoramiento a otras asociaciones de padres de alumnos que quieran denunciar esta materia.

    Con esta decisión, según la opinión de ACEL, se ha perdido una "inmejorable oportunidad para cerrar de una vez por todas el debate sobre la neutralidad del estado en materia simbólica y el respeto a los derechos fundamentales de las personas".

    No obstante, han considerado que se ha logrado "mucho" en la batalla judicial emprendida hace años, ya que "todas las sentencia obtenidas han reconocido la vulneración de derechos fundamentales que supone la presencia de símbolos religiosos presidiendo la actividad educativa de los centros públicos".

    ACEL ha criticado también al Gobierno central por que consideran que no ha trabajado para "normalizar" una situación y contar con una Ley "clara" que regule estas situaciones y abogue por "la neutralidad del Estado y el consiguiente respeto a la libertad de conciencia de los ciudadanos". Además, han añadido que recientemente el Gobierno socialista "incumplió el compromiso adquirido de derogar la Ley de Libertad Religiosa y sustituirla por una verdadera Ley de Libertad de Conciencia".

    Para leer más