22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 8 de mayo de 2008

    La Fábrica de La Granja (Segovia) convoca un concurso para el diseño de un decantador dedicado al sumiller del Zalacaín

    LA GRANJA (SEGOVIA), 8 May. (EUROPA PRESS) -

    La Real Fábrica de Cristales de La Granja (Segovia) ha convocado un concurso para diseñar un decantador con el nombre de 'Custodio', dedicado al sumiller del restaurante madrileño Zalacaín, Custodio López Zamarra.

    La Real Fábrica, dedicada a la elaboración de reproducciones de cristal utilitario y decorativo de los siglos XVIII y XIX, pretende acercase al mundo de la hostelería con la creación de este decantador, explicaron a Europa Press fuentes de la Institución.

    Con el fin de encontrar un diseño innovador acorde con las nuevas tendencias, La Real Fábrica ha convocado un concurso que permitirá promocionar nuevos talentos en la creación del arte en vidrio. Este certamen, cuyo plazo de inscripción estará abierto hasta el próximo 28 de mayo, se dirige a cualquier persona creativa con la única condición de ser mayor de edad.

    A partir de la libre interpretación, estos artistas deberán diseñar un juego de dos decantadores de diferentes tamaños -uno para una botella de capacidad estándar (750 centímetros cúbicos) y otro para una botella mágnum (1.750 centímetros cúbicos)-, teniendo en cuenta aspectos prácticos como la funcionalidad.

    El jurado, que estará compuesto por personalidades del mundo del arte y el diseño, así como conocidos sumilleres y destacados representantes del sector de la restauración, dará a conocer el ganador el próximo 6 de junio.

    El diseño seleccionado pasará a formar parte de la nueva colección de La Real Fábrica y se pondrá a disposición tanto de profesionales del ámbito gastronómico como de particulares que busquen una pieza exclusiva y de calidad.

    A esta iniciativa "inaugurada" por el Decantador Custodio, le seguirán diferentes convocatorias para diseñar nuevas series de piezas orientadas a distintos sectores, tales como la restauración, la decoración o la joyería y accesorios de moda.

    De esta forma, además de apoyar a artistas emergentes, La Real Fábrica ampliará su catálogo con nuevos productos y estilos, adaptándose a las exigencias del siglo XXI.