7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 20 de diciembre de 2010

    Fiscalía de Valladolid pide penas que suman 14 años para dos presuntos traficantes que serán juzgados hoy

    VALLADOLID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Fiscalía de Valladolid solicita penas de siete años de prisión y multas de 30.000 euros para los jóvenes John Freddy R.G. y Alexander S.M, los dos presuntos traficantes que hoy ocuparán el banquillo de la Audiencia Provincial después de que en abril del presente año fueran detenidos en la capital vallisoletana y Madrid, respectivamente, en posesión de distintas cantidades de cocaína que, supuestamente, tenían por destino su venta a terceras personas.

    Los dos procesados fueron detenidos en el curso de una operación que se saldó con la detención de otras tres personas más, Christian E.G.P, la novia de éste, Sandra P.T.M, y Rubiel J.C.O, y que se inició al tener conocimiento la Policía Judicial de Valladolid de que distintas personas de nacionalidad colombiana estaban distribuyendo drogas en locales de alterne y lugares de ocio de la capital.

    Si bien Sandra P.T.M. quedó finalmente libre de cargos y Christian E.G.P. y Rubiel E.G.P. fueron juzgados el pasado mes de noviembre y se conformaron con penas de cuatro años de cárcel y multas de 25.000 euros--les pedían también siete--, en esta ocasión el juicio se celebrará contra otros dos de los detenidos, John Freddy R.G. y Alexander S.M, ya que el juez instructor acordó en su momento separar la operación en dos procedimientos judiciales independientes.

    Con respecto a estos dos últimos, la acusación pública entiende que Alexander S.M, vecino de Madrid, era quien se encargaba de abastecer de droga al otro procesado y residente en Valladolid, John Freddy R.G, par que éste procediera al corte y distribución de la misma en la capital del Pisuerga.

    Así, tras un seguimiento policial, se tuvo conocimiento de que este último había sido citado en Madrid el día 23 de abril por su compañero de banquillo para que recogiera un paquete con 'coca'. Efectuada la entrega en la calle Corregidor Rodrigo Rodríguez de Madrid, John Freddy inició el viaje de regreso a Valladolid, momento en el que la policía le interceptó en el Puente de la Hispanidad, en la Ronda Sur.

    Durante el registro del turismo los agentes le ocuparon dentro del coche, oculto en la consola central del salpicadero, un envoltorio con 43,39 gramos de cocaína, con un valor de entre 2.487 y 3.017 euros, en función de su venta por gramos o por dosis, respectivamente. Al día siguiente se procedió a la detención, en la capital de España, de su presunto suministrador de mercancía.

    Solicitada a la autoridad judicial los registros domiciliarios de John Freddy y de Alexander, sitos en el primer caso en el número 43 de la calle Goya de Valladolid y en el segundo en la calle Corregidor Rodrigo Rodríguez de Madrid, la policía se incautó en ambos inmuebles de distintas sustancias y otras pruebas.

    En el primero de los domicilios, la policía halló una balanza de precisión, un envoltorio con 1,32 gramos de cocaína y 5,36 de cannabis, mientras que al vecino de Madrid le intervino dos hojas de papel cuadriculadas con nombres de personas y anotaciones numéricas y en su piso dos envoltorios con 53,79 y 86,83 gramos de la misma sustancia, junto con un rollo de cinta de alambre de color verde y una báscula de precisión, entre otros utensilios.