22 de octubre de 2020
23 de marzo de 2014

Fundación de Víctimas del Terrorismo recuerda a su primer presidente y su compromiso contra la violencia

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT) ha expresado este domingo su pésame por la muerte del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, que fue primer presidente y presidente de honor hasta su fallecimiento, y ha recordado su compromiso contra la violencia y en favor de las víctimas.

En un comunicado, la Fundación ha recordado que, en su última entrevista en la revista de la fundación, Suárez afirmó que entre los peores momento de su mandato estuvo "cada atentado" y añadió que "causaba una enorme frustración, una enorme rabia y un inmenso dolor ver como tanto ETA como GRAPO tenían una presencia permanente en la vida de los españoles a través de sus crímenes".

Además, recalcaba que "la sociedad tiene una deuda con las víctimas del terrorismo", que "son quienes han tenido que pagar" un "precio más alto" para poder disfrutar de la libertad. "Sólo ellas han pagado con su vida, su integridad física y su libertad el logro de una sociedad libre y plural", afirmaba.

Cuando asumió la presidencia de la FVT en el momento de su creación en 2002, el expresidente dijo que había que "luchar activamente por el fin de esa violencia terrorista y porque esa violencia no quede como un dramático legado para nuestros herederos".

La actual presidenta de la Fundación, Mari Mar Blanco, ha asegurado que el legado del presidente de Honor "seguirá siendo la guía" de su trabajo. "Haremos todo lo que esté en nuestras manos por cumplir todo aquello que nos enseñó mientras estuvo con nosotros", ha manifestado.