20 de enero de 2021
16 de diciembre de 2012

Hernández lamenta el "morbo" y la "mala leche" en torno al ERE en CC.OO y recuerda que "el sindicato no puede pagar más"

Hernández lamenta el "morbo" y la "mala leche" en torno al ERE en CC.OO y recuerda que "el sindicato no puede pagar más"
EUROPA PRESS

Advierte de que el problema "no está solucionado" y de que CC.OO. "no es una empresa que pueda pagar plusvalías"

VALLADOLID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Comisiones Obreras (CC.OO) en Castilla y León, Ángel Hernández, ha lamentado el "morbo" y la "mala leche" que, a su juicio, se ha generado en torno al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en el sindicato y ha recordado que éste "no puede pagar más" en concepto de indemnizaciones que lo pactado.

En una entrevista concedida a Europa Press, Hernández ha advertido de que con este acuerdo el problema económico de CC.OO. "no está solucionado" debido a la caída de las subvenciones y a un menor ingreso en concepto de cuotas de afiliados. Asimismo, ha indicado que no se trata de "una empresa que pueda pagar plusvalías" a sus empleados.

El acuerdo alcanzado entre los trabajadores y el sindicato comprende una reducción de jornada del 30 por ciento y el mantenimiento de su sueldo en 2013 en un 90 por ciento, así como la extinción de seis puestos de trabajo cuyos titulares recibirán una indemnización de 33 días por año trabajado hasta un máximo de 24 mensualidades.

En este sentido, ha recordado que "ya nadie paga" indemnizaciones de 45 días, "ni siquiera la banca", y que los 33 días "es lo que puede pagar el sindicato". A su vez, ha recordado que el acuerdo se ajusta a la ley. "La queremos cambiar, pero de momento, es la que hay", ha recalcado.

Por otro lado, ha criticado el "exceso de vehemencia e imprudencia" de quienes han participado en la negociación como representantes de los empleados, un exceso que ha sido "innecesario a la vista del resultado" de acuerdo logrado.

CAMPAÑA DE DESCRÉDITO

Al margen de esto, el líder autonómico de CC.OO. ha reconocido que todo el proceso se ha viso rodeado por una "campaña de descrédito" que ha extendido a todas las organizaciones sindicales del país y que "viene de largo".

Para Hernández, dicha maniobra "tiene su sentido", puesto que los sindicatos suponen "la última barricada de las clases populares" frente "al mundo del capital", dado que "sigue habiendo lucha de clases".

Así, ha recordado las críticas que recibieron desde algunos medios de comunicación "por no hacer una huelga general" al anterior Gobierno de España, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, aunque "estos mismos" persistieron en sus ataques "cuando se convocó", puesto que la reforma laboral que aprobó el Ejecutivo de entonces "les interesaba".

A su vez, ha explicado que éstas se reprodujeron "con más motivo" cuando el receptor de estas protestas fue el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, al cual "auparon al poder".

Por todo ello, ha lamentado los "ataques" contra "todo lo que se mueva" y ha recordado las palabras del político nazi Joseph Goebbels en las que afirmaba que "una mentira repetida mil veces se convierte en verdad".

El secretario regional de Comisiones Obreras ha recordado también que "los mismos" que critican las subvenciones a los sindicatos "no lo hacen de las que recibe la Iglesia o los propios medios de comunicación".

Sin embargo, ha mostrado su tranquilidad por la percepción que se tiene de estas organizaciones, puesto que "a la hora de la verdad", notan "el apoyo de la gente". "Es bueno que nos pida que mejoremos, pero no es tonta y sabe que somos la última baza para defender sus derechos", ha aseverado.

BAJAS

Ángel Hernández ha reconocido un aumento de bajas en las cuotas del sindicato, algo que ha achacado a las dificultades económicas que atraviesan los afiliados, muchos de ellos "al perder su empleo", aunque ha puntualizado que éstos "no dejan de ser miembros" de CC.OO. porque "son compañeros" y la organización "comprende su situación".

En este sentido, ha asegurado que "en un 90 por ciento" se puede rechazar que el aumento de bajas responda a "desafección al sindicato".