27 de mayo de 2019
9 de agosto de 2008

Un hombre subido a una grúa protesta por el encarcelamiento de su hijo de 19 años en Topas




   SALAMANCA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un hombre de unos 40 años permanece subido a una grúa en Salamanca desde esta madrugada y amenaza con tirarse si no logra hablar con un juez después de que su hijo fuera detenido ayer y encarcelado en la prisión de Topas (Salamanca).

   El individuo, de nombre Fernando y natural de Salamanca, descendió hasta la mitad de la altura de la grúa para hablar con los medios de comunicación y explicar el motivo de la protesta, el encarcelamiento de su hijo, de 19 años, detenido ayer en su trabajo y que ha ingresado en la prisión salmantina de Topas por una condena de tres meses.

   Fernando, que lleva 12 horas subido a la grúa, explicó que esta condena se debe a un enfrentamiento que su hijo mantuvo con su novia y asegura que no tendría que haber ingresado en prisión porque considera que si en lugar detenerle el viernes se hubiera hecho otro día no pasaría encerrado el fin de semana, algo que según él hará que salga "mucho peor" de lo que ha entrado.

   "Prefiero seguir aquí en la torre porque si bajo mato al juez", dijo el individuo, quien insultó al magistrado y afirmó: "escríbelo bien, el juez es un hijo de puta".

   Hasta el lugar se han desplazado sus familiares para pedir que desista de su protesta, incluso reclamando que lo haga por sus hijos, aunque por el momento se niega a bajar de la grúa, utilizada para la rehabilitación de un edificio.

   El padre del joven encarcelado se subió a la grúa, ubicada a la altura del número 86 de la calle San Pablo, sobre la 1.00 horas de hoy y reivindicó hablar con un juez.

   En caso de no lograr su propósito, amenazó con tirarse, por lo que hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía y una UVI móvil.

   La calle, ubicada en una zona céntrica de la capital salmantina y un de las principales vías de salida de la ciudad, se ha abierto ya al tráfico después de permanecer a lo largo de la noche cortada.