10 de diciembre de 2019
14 de noviembre de 2018

Investigada una persona por la muerte de una vaquilla en un encierro en Bolaños

El animal fue hostigado por el coche que conducía el investigado

Investigada una persona por la muerte de una vaquilla en un encierro en Bolaños
GUARDIA CIVIL

VALLADOLID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil está investigando a una persona por la muerte de una vaquilla durante un encierro que se celebró el pasado 6 de octubre en el término municipal de Bolaños de Campos, ya que el animal murió al ser golpeada con un vehículo.

Una Patrulla que se encontraba de servicio en el encierro, perteneciente al Puesto de la Guardia Civil de Villalón de Campos, tienen conocimiento, por manifestaciones de testigos presentes en el mismo, de que un vehículo de los que se encontraba en el circuito, había hostigado y embestido a una de las vaquillas, lo que le había provocado la muerte.

Una vez comprobado el hecho, instruyen las primeras diligencias y como resultado de las mismas y a la vista de lo averiguado, pusieron los hechos en conocimiento de la Jefatura del Serpona de la Guardia Civil en Valladolid.

La Guardia Civil resalta la "enorme dificultad" que supone la cobertura de este tipo de servicios, por la gran aglomeración de personas que conlleva este tipo de celebraciones.

El Decreto 14/1999, de 8 de febrero, de Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de la Comunidad de Castilla y León, regula la celebración de los encierros populares por el campo y mixtos y prohíbe totalmente la presencia de vehículos a motor en el recorrido del encierro salvo aquellos específicamente autorizados previamente por la Junta de Castilla y León.

De las actuaciones llevadas a cabo por el Equipo del Seprona se ha concluido que el vehículo se encontraba dentro del recorrido del encierro, y que la muerte de la res se produjo fruto del hostigamiento que sufrió, por lo que se ha investigado a la persona que conducía el automóvil como supuesto autor de un delito relativo a la protección de la flora, la fauna y los animales domésticos.

Además, la empresa organizadora sufrió un perjuicio económico por la pérdida de la res y los gastos generados para su posterior incineración.

El Equipo de Seprona ha instruido diligencias que han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Medina de Rioseco (Valladolid).