19 de julio de 2019
  • Jueves, 18 de Julio
  • 5 de mayo de 2010

    El IPI subió en CyL en marzo un 14,2 por ciento sobre 2009 frente a un aumento nacional del 6,8 por ciento

    VALLADOLID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

    El Índice de Producción Industrial (IPI) subió en Castilla y León un 14,2 por ciento en marzo de 2010 respecto al mismo mes del año anterior, por encima de la media nacional, que experimentó un aumento del 6,8 por ciento, según informaron a Europa Press fuentes de la Dirección General de Estadística de la Junta.

    En los tres primeros meses del año el IPI subió en la Comunidad un 6,7 por ciento, frente a una subida nacional del en el primer trimestre de 2010 del 0,1 por ciento.

    Respecto al mismo mes del pasado año, destacan los incrementos de la producción industrial en Extremadura (23,8 por ciento), Navarra (16,7 por ciento); Castilla y León (14,2 por ciento) y Cantabria (11,1 por ciento) mientras que los mayores descensos se registraron en Aragón (-5,8 por ciento), Baleares y Murcia (-0,6 por ciento).

    El repunte de la producción industrial en España en marzo fue consecuencia, por su mayor repercusión en el índice, del incremento de la producción de los bienes de consumo no duradero (+10,1 por ciento) y de los bienes intermedios (+8,2 por ciento). En ambos casos, la mayor parte de las actividades que componen sus respectivos sectores elevaron su producción en el tercer mes del año.

    También el sector de la energía incrementó su producción en marzo, con una tasa interanual positiva del 7,1 por ciento. Los bienes de consumo duradero fueron los únicos que tuvieron una repercusión negativa sobre el IPI, al registrar un descenso interanual del 2,6 por ciento, y destaca la contracción experimentada por la fabricación de muebles (-10,4 por ciento).

    En los tres primeros meses del año, la producción industrial acumula una subida media nacional del 0,1 por ciento, con tres de los sectores industriales en negativo y dos en positivo.

    En concreto, la producción de bienes de consumo duradero se contrajo una media del 11,8 por ciento hasta marzo; la de los bienes de equipo bajó un 2,7 por ciento y la de la energía retrocedió un 1 por ciento. Por el contrario, los bienes intermedios y los bienes de consumo no duraderos crecieron a tasas positivas en el primer trimestre, con avances medios del 2,2 y del 1,8 por ciento, respectivamente.