7 de abril de 2020
4 de octubre de 2014

Joaquín Díaz se reconoce "deudor para siempre" del reconocimiento que le ha tributado la provincia de Valladolid

Joaquín Díaz se reconoce "deudor para siempre" del reconocimiento que le ha tributado la provincia de Valladolid
EUROPA PRESS

VALLADOLID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El etnógrafo Joaquín Díaz se ha reconocido "deudor para siempre" del reconocimiento que este sábado ha recibido al recoger la Medalla de Oro de la Provincia de Valladolid que le ha concedido la Diputación de Valladolid "por su compromiso a lo largo de los 50 años" con la cultura tradicional de la provincia de Valladolid y por ser la figura más relevante en el estudio y divulgación de esta tradición.

Tras recibir la Medalla de Oro de manos de la ministra de Agricultura, la vallisoletana Isabel García Tejerina, que ha asistido al acto de celebración del Día de la Provincia en el teatro Zorrilla, Joaquín Díaz ha explicado que el cariño por la provincia de Valladolid lo heredó de su madre, por lo que ha precisado que se le reconoce un mérito "que más bien corresponde a una herencia genética".

Por ello, el músico y etnógrafo ha aseverado que de esa herencia de su madre y del reconocimiento que hoy ha recibido será "deudor para siempre".

Joaquín Díaz ha querido recordar que le debe a su bisabuelo Venancio, que fue molinero en diversos municipios de la provincia, "la pasión por los datos y el interés por la documentación" además de que ha precisado que también aprendió del trabajo de su padre, relacionado con la naturaleza y la ecología.

Igualmente, se ha referido al trabajo de recopilaciones en el medio rural que hace años llevó a cabo junto al periodista José Delfín Val y que le permitió descubrir "paisajes y paisanajes, formas personales de expresión y una estética peculiar" que entusiasmaron al etnógrafo y que le han formado "artística y humanamente" ya que de todas esas personas del medio rural aprendió a interpretar textos y melodías "con una sencillez y hondura" que siempre le han inspirado.

Así descubrió que esos temas "gustaban y mucho" y que la tradición seguía tan viva "como cada uno quisiera que estuviese" al tiempo que ha confesado que él hizo todo lo posible porque así fuera y grabo en disco casi 700 canciones y romances, difundió "el valor esencial del patrimonio" y escribió acerca de "los guardianes de la memoria".

Tan sólo dedicó una década de su vida a pasearse por los escenario, pero 40 años después aún sigue recibiendo invitaciones a diario para actuar. A pesar de que dejó de actuar en público, lo que le llevó a sentirse como "un náufrago" siguió produciendo discos como si fuesen mensajes "en una botella vacía para que el mar lo llevase a una playa lejana".

A pesar de esa sensación de náufrago, las grabaciones que Joaquín Día fue haciendo "calaron en el público fiel y fueron utilizadas en cualquier parte del planeta".

Antes de concluir su intervención, Joaquín Diaz ha reconocido que la Diputación de Valladolid siempre ha estado a su lado, desde 1972, lo que le ha llevado a colaborar con diez presidentes, pero ha querido personalizar en el actual, Jesús Julio Carnero, el agradecimiento por el apoyo y la confianza recibida.

"Gracias por estar pendiente de todo lo que suponga una mejora para la provincia de Valladolid. Gracias por ser un presidente aglutinador de sinergias positivas en un momento en el que el calentamiento global de las personas supera al del planeta en grados y efectos", ha concluido Díaz al dirigirse a Carnero.

Para leer más