27 de noviembre de 2020
4 de abril de 2012

La Junta alerta de riesgo limitado, de nivel 2, en los tres macizos de Picos de Europa a causa de la nieve

VALLADOLID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Protección Civil ha alertado hoy de riesgo limitado de aludes, nivel de peligro 2, en los tres macizos de Picos de Europa por encima de los 1.500 metros, según la información facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), con la participación de los colaboradores nivológicos.

Este miércoles se espera un cambio en el estado del tiempo, con precipitaciones generalizadas, débiles en general, pero que pueden acumular cantidades de nieve reciente de entre 5 y 10 centímetros, en especial en laderas norte, con un descenso ligero a moderado de las temperaturas mínimas y la cota de nieve descendiendo a unos 900 metros. Esta nieve reciente puede producir pequeñas purgas en laderas propicias y caída de cornisas.

A partir del jueves está previsto que continúen los cielos nubosos o cubiertos, con brumas y precipitaciones débiles a moderadas y cotas de nieve que oscilarán entre los 800 metros del jueves, los 1.300-1.500 metros del viernes y los 1.100 metros del sábado. El domingo se esperan menos precipitaciones y subida de la cota de nieve hasta los 1.800 metros.

Todo ello acumulará una capa de nieve variable según las orientaciones, con máximos en las caras norte, de unos 20 a 30 centímetros. Esta nieve reciente podrá producir purgas en las laderas propicias para ello.

La Agencia de Protección Civil recuerda algunas recomendaciones que conviene seguir en caso de ser víctima de un alud de nieve: al salir ponga el Aparato de Búsqueda de Víctimas de Aludes (ARVA) en emisión aunque parezca que no haya peligro, consultar la predicción meteorológica y el boletín de peligro de aludes y no iniciar la salida si el índice de peligro es superior a 3 en la escala europea.

En caso de verse involucrado en un alud, se recomienda mantener la calma y huir por el lateral más próximo en dirección diagonal y descendente, cerrar la boca para que no se llene de nieve, agarrarse a cualquier roca o árbol para no ser arrastrado y liberarse de esquíes, planchas o raquetas para evitar quedarse atrapado/a.

En caso de no encontrar agarradero, luchar para permanecer a flote en el alud mediante movimientos natatorios contra la oleada y al mismo tiempo protegerse la cabeza de las rocas.

Si permanece sepultado, es importantísimo adoptar forma de bola y tratar de salir antes de que el alud se modere, antes que se detenga en el valle, porque se endurecerá en pocos minutos. Para respirar aire, desplazar la nieve con los brazos y con las rodillas e intentar hacer una cámara respiratoria.