30 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

La Junta compra los terrenos del yacimiento arqueológico de Camarzana de Tera (Zamora) para difundir su valor histórico

ZAMORA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora formalizó la compra de un solar de la localidad zamorana de Camarzana de Tera para poner en valor un importante yacimiento arqueológico.

Con esta operación, que lleva en negociaciones desde principios de año y supone una inversión de 173.888 euros, la Consejería de Cultura y Turismo "impulsa la protección, consolidación, investigación y difusión de un nuevo yacimiento que forma parte del Patrimonio Histórico y Cultural de la Comunidad", según informaron hoy fuentes de la Delegación de la Junta en Zamora.

El valor de este yacimiento romano se debe a varios aspectos, como la singularidad de este tipo de yacimientos en la provincia de Zamora y la rareza de los pavimentos, tanto por el número de habitaciones con restos, como por su interés artístico.

La importancia de la villa romana propició, según informaron las mismas fuentes, que la Junta de Castilla y León incoara el expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural, un paso que ya adelantó la Dirección General de Patrimonio Cultural durante una visita realizada a los yacimientos el pasado mes de febrero.

La Junta de Castilla y León tomó las primeras medidas para la restauración y consolidación de las estructuras arquitectónicas y de los mosaicos que contiene el yacimiento. Entre otras actuaciones de protección efectuadas, destaca la instalación de un sistema de drenaje provisional y se han cubierto los restos con geotextil y arena.

Con la adquisición de los terrenos la Consejería de Cultura y Turismo "promueve además el desarrollo económico que alimenta la actividad turística de la localidad, uno de los objetivos planteados en el Plan del Patrimonio arqueológico, el cual determina la estrategia logrando una gestión integradora y sostenible en su conservación, un incremento en la calidad de las intervenciones y una intensa socialización de la actividad cultural".

Dentro de los terrenos se encuentran restos de una villa romana que fueron descubiertos en los estudios arqueológicos previos a la construcción de un grupo de viviendas. El solar corresponde a una superficie de 868 metros cuadrados de la calle Carretera, números 28A, 30 y 30A.

El conjunto arqueológico está formado por un peristilo o patio porticado delimitado por pasillos y corredores decorados con mosaicos de tema geométrico en muy buen estado de conservación.