27 de septiembre de 2020
14 de agosto de 2020

La Junta pone medidas para prevenir adicciones derivadas del mal uso de las nuevas tecnologías, con 46 jóvenes atendidos

VALLADOLID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades, Sanidad y Educación han coordinado sus recursos en la prevención, asistencia y sistemas de información en torno al trastorno por un uso problemático de Internet, pantallas digitales y tecnologías de la información y la comunicación; también por el juego patológico y los trastornos por un mal uso de videojuegos, juegos digitales o juegos por Internet.

Estas actuaciones derivan tanto de la acción preventiva de la Junta como de una creciente preocupación social por las posibles consecuencias de las adicciones sin sustancia, fundamentalmente entre la población más joven.

El abordaje de los trastornos adictivos por el uso de las nuevas tecnologías va dirigido a su prevención, detección precoz y, cuando sea preciso, tratamiento y rehabilitación de los afectados, lo que exige la implicación directa de las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades, de Sanidad y de Educación.

Para dar respuesta a estas posibles situaciones de reciente aparición, la Junta ha impulsado 32 actuaciones enfocadas a la prevención, asistencia y sistemas de información, 12 de ellas a impulsar por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, siete por la Consejería de Educación y las 13 restantes por la Consejería de Sanidad.

CYL, MEJOR QUE EL RESTO DE ESPAÑA

El uso compulsivo de Internet valorado a través de la escala CIUS (The compulsive Internet use scale) evoluciona favorablemente, al haber disminuido significativamente (4 puntos porcentuales) en relación a los datos de 2016, situándose en 2018 en el 17 % y siendo superior en chicas (20,1 %) que en chicos (13,6 %).

Los datos de Castilla y León son inferiores a la media nacional. La formación del alumnado de la Comunidad sobre los riesgos asociados al mal uso de las TIC (móviles, Internet, redes sociales, etc.) evoluciona positivamente; el 82,9 % declara haber recibido esta formación en los centros educativos, 14,4 puntos porcentuales más respecto a los datos de 2016.

Otro de los aspectos analizados por la encuesta es el relativo al juego de dinero presencialmente y a través de Internet. En 2018, el juego aumenta significativamente en las dos modalidades: el presencial aumentó en los últimos 12 meses un 8 % respecto a 2016 y solo un 4 % respecto a 2014, mientras que el juego en Internet lo hizo en menor medida, 2,5 % respecto a 2016 y 3,7 % respecto a 2014.

Los chicos juegan dinero a través de ambas modalidades en mayor medida que las chicas, sobre todo presencialmente. Las prevalencias del juego en Castilla y león son similares a las del conjunto de España en ambos sexos, aunque el juego en Internet es algo menor.

Por otra parte, el 43,7 % de los estudiantes de Castilla y León declara haber recibido formación en clase en 2018/2019 sobre los riesgos asociados a los juegos con apuesta. La evolución es muy positiva, ya que se ha aumentado en 22 puntos porcentuales respecto a los datos de 2016.

Estudes incorpora por primera vez la información sobre el Uso problemático de videojuegos según criterios clínicos del DSM-V, situando la prevalencia en el 5,2 % de los estudiantes de Castilla y León, con mayor proporción en chicos (9,4 %) que en chicas (1,2 %). La utilización es mayor entre los 14 y 15 años y los datos son similares a los nacionales.

UN TOTAL DE 46 CHICOS ATENDIDOS

Los servicios de prevención familiar indicada del consumo de drogas han registrado por primera vez este tipo de intervenciones y han atendido a un chico con problemas de adicción a los videojuegos y 45 casos con uso problemático de las nuevas tecnologías, 26 chicos y 19 chicas.

Por su parte, los centros de tratamiento ambulatorio a través del indicador de admisiones a tratamiento ambulatorio por abuso o dependencia de sustancias psicoactivas notificaron 48 casos, todos ellos hombres, con trastorno por adición (principalmente al alcohol y la cocaína) y concomitantemente por juego patológico, lo que supuso un aumento del 23,1 % respecto a los 39 casos de 2018, manteniéndose la tendencia ascendente respecto a 2017, con tan solo 11 casos.

Los grupos de edad más frecuentes son el de 30-34 años, seguido por el de 45 o más años y por el de entre 20 y 24 años.

El número de casos nuevos atendidos en las asociaciones de jugadores patológicos de Castilla y León se sitúa actualmente en 554 casos. La tendencia es ascendente, detectándose 245 casos más que en 2018. Más del 93,9 % de los casos son hombres.

El peso del juego online y las apuestas deportivas sobre el total de nuevos casos atendidos presenta una evolución con oscilaciones: en 2015 supuso el 15 % del total; en 2018 el 42 % y en 2019 el 29,2 %.

En relación a la gente más joven (18 a 30 años), ha ido aumentando hasta 2018, representando el 64,7 % de los nuevos casos, mientras que en 2019 desciende al 43,3 %.

Para leer más