16 de julio de 2019
  • Lunes, 15 de Julio
  • 13 de junio de 2010

    La Junta prevé realizar durante 2010 más de 50.000 visitas en establecimientos para prevenir la salmonella

    Los brotes de toxiinfecciones alimentarias o hídricas en CyL en 2009 descendieron hasta 32

    La Junta prevé realizar durante 2010 más de 50.000 visitas en establecimientos para prevenir la salmonella
    JCYL

    VALLADOLID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria, dependiente de la Consejería de Sanidad, prevé que durante 2010 se giren más de 50.000 visitas en Castilla y León para comprobar el cumplimiento de los requisitos higiénico-sanitarios que recoge la normativa vigente referida a la prevención de la salmonella en establecimientos con comedores con cocinas y de hostelería y restauración.

    Esta labor inspectora también contempla un sistema de control permanente en el que los inspectores realizarán su labor fuera del horario habitual de atención al público, de manera que las visitas a los locales se llevarán también a cabo en horarios de tarde y de noche los sábados, los domingos y los festivos.

    En 2009, los brotes por toxiinfecciones en la Comunidad siguieron la senda de descenso de los últimos años, ya que se registraron 32 brotes de enfermedades transmitidas por agua y alimentos --29 de ellos de origen alimentario y tres hídrico--. En 2008, este número fue de 46; en 2007, de 48, y en 2006, los cuantificados alcanzaron los 63.

    Si bien en el ámbito de la seguridad alimentaria el riesgo cero no existe, estas cifras reflejan una cada vez mayor concienciación y preocupación en la prevención y la adopción de buenas prácticas que eviten enfermedades provocadas por los alimentos, especialmente salmonelosis, por parte de todos los agentes que participan en la cadena alimentaria, ya sean profesionales o consumidores en general, además de una mayor eficacia en el sistema de control oficial regional, según informaron a Europa Press fuentes de la Junta.

    CAMPAÑA DIVULGATIVA

    La llegada del verano y de las altas temperaturas hace necesario extremar las buenas prácticas en la manipulación y en la elaboración de alimentos, al objeto de prevenir toxiinfecciones alimentarias, principalmente causadas por la salmonella pero también por otros agentes patógenos.

    Con este fin, la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria puso en marcha una campaña de divulgación de consejos prácticos para evitar la salmonella, dirigida principalmente a los consumidores y con la que se complementa la labor habitual que los servicios de control oficial desarrollan a lo largo de todo el año en industrias y establecimientos de hostelería y de restauración.

    Esta campaña, que tiene como principales destinatarios a los consumidores en general, incluye la edición de 75.000 folletos informativos y 2.000 carteles que serán distribuidos en centros de salud, oficinas de Farmacia, delegaciones y servicios territoriales de la Junta, centros asistenciales, asociaciones, entre otros puntos, además de toda la información actualizada, en formatos gráfico, de vídeo e infográfico, que los usuarios podrán encontrar en el portal sanitario de la Junta en Internet, en www.salud.jcyl.es/seguridadalimentaria y a través de los medios de comunicación social.

    Entre las medidas y los consejos prácticos que se recogen en esos materiales informativos de servicio público figuran los hábitos para la compra, el almacenamiento racional de los alimentos, higiene personal, extremar las precauciones al preparar la comida, conservar la comida preparada adecuadamente y, especialmente, prudencia a la hora de consumir alimentos.

    Esta acción divulgativa se enmarca en las competencias que la Junta desarrolla para garantizar los más elevados estándares de seguridad alimentaria en la región, a través del control oficial que los inspectores de la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria realizan durante todo el año y que aborda distintas intervenciones, referidas al control en origen de industrias de mayor riesgo y a la inspección tanto en establecimientos con comedores colectivos con cocina como de establecimientos de hostelería y restauración.

    En el primer ámbito, el del control en origen de industrias de mayor riesgo, el objetivo es el de evitar que la salmonella y otros agentes patógenos lleguen, en las materias primas o en los alimentos, a los comedores colectivos con cocinas y a los establecimientos hosteleros y de restauración.

    Para ello, en 2010, la Junta está desarrollando una plan prioritario que tiene como destinatarias a 3.201 industrias de Castilla y León que trabajan en los sectores de mataderos y salas de despiece, industrias de huevos y de ovo-productos, de pescado y derivados e industrias de harinas y sus derivados.