23 de marzo de 2019
26 de diciembre de 2010

León de la Riva reitera que si gana las Elecciones agotará la Legislatura y no preparará "un delfín"

León de la Riva reitera que si gana las Elecciones agotará la Legislatura y no preparará "un delfín"
EP

Destaca que el partido le ha dado ánimos "para seguir adelante" cuando ha sido "perseguido" por los medios Cree "lamentable" que Rubalcaba sea la "imagen de renovación" en el PSOE nacional

VALLADOLID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha reiterado que si gana las próximas Elecciones Municipales de mayo de 2011 tiene la intención de agotar la Legislatura y ha recalcado que tampoco está en su ánimo "preparar un delfín", si no que "el tiempo dirá" quien será la persona que afronte los siguientes comicios.

En una entrevista concedida a Europa Press, León de la Riva ha insistido en que su nominación como candidato a la Alcaldía de la ciudad es "un hecho que está más o menos asumido" y que todavía no se ha hecho público por que la dirección del Partido Popular es la que marca los tiempos.

También ha reflexionado sobre las informaciones surgidas durante 2010 sobre la posibilidad de que, si vuelve a renovar en el cargo, dimita a mitad de la siguiente Legislatura. Así, ha expresado que está convencido de "ganar en mayo", lo que supondría su sexta victoria electoral y el inicio de su quinto período como alcalde, y "agotar la Legislatura".

En este sentido, ha expresado que, no está en su ánimo "preparar un delfín", pues considera que el tiempo debe decir quien será la persona que afronte las siguientes elecciones en 2015. "Esa historia de que me voy a marchar después de ganar es graciosa, porque asumen que la gente votará a Javier León", ha ironizado el primer edil en referencia a los dirigentes del PSOE regional y local.

León de la Riva se ha mostrado "seguro" del apoyo de su partido, pues ha recordado que recibió "ánimos para seguir adelante" incluso "en los momentos que más ha estado en cuestión" su imagen, después de la polémica generada por unas declaraciones en las que criticó a la ministra de Sanidad y Política Social, Leire Pajín, y aseveró que cada vez que veía sus "morritos" sólo pensaba en "una cosa".

"EFECTO BUMERÁN"

El primer edil ha incidido en que cometió "un exceso" pero ha recalcado que pese a que su nombre estuvo expuesto a "las iras más furibundas y a punto de ser quemado en la hoguera" no cree que pueda restarle votos en los próximos comicios. No obstante, ha valorado que el efecto podría ser el contrario, ya que la polémica "se sacó de quicio" y ya ha tenido "un efecto bumerán".

Con respecto a la preparación de las elecciones, ha abogado por prestar más atención a las cosas que se hacen que a las que se comprometen y así ha recalcado que si se compara cómo son las cosas en Valladolid actualmente y cómo eran en 1995 cuando accedió por primera vez a la Alcaldía se percibe "una evolución que no han tenido muchas de las ciudades en las que ha gobernado el PSOE".

El programa electoral de 2011, ha apuntado, tendrá que ajustarse a la "realidad lamentable" de la economía, lo que conllevará que algunos proyectos apuntados ya hace años queden en un "esbozo" y "condicionados a que mejore la situación económica". De este modo, el PP municipal hará "especial énfasis" en la atención social, además de en otros aspectos como la promoción turística "mal que a algunos les pese".

De hecho, ha recalcado que la promoción turística de Valladolid es "la forma que tiene el ayuntamiento de mover la economía, mucho más fácil que las grandes inversiones".

Sobre el Partido Socialista, ha recomendado que, ante las Elecciones Municipales, no se debe "trasladar con ligereza el desastre nacional" que supone a su juicio la gestión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En este sentido, ha considerado que en el resultado de los comicios influirán muchos factores, incluidos los "grupúsculos independenties" que proliferan y que en su mayoría "restan votos" a candidaturas del PP.

"VIENTO A FAVOR"

Así, ha expresado que el "viento político" sopla a favor de los 'populares' y en contra del PSOE, pero también se ha mostrado convencido de que la diferencia de 12 puntos que apuntan algunas encuestas no se alcanzará en las Elecciones Municipales. "Pero sí que va a haber más votos que nunca para el PP y menos que nunca para el PSOE", ha insistido.

Por otro lado, ha considerado "lamentable" que la imagen de la renovación en el PSOE sea el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ya que era ministro del Gobierno de Felipe González. "Sería bueno que hiciera una declaración de todo lo que conoce de lo que pasó en aquella época con los GAL e incluso de lo que los demás no sabemos del 11-M", ha apuntado.

Del mismo modo quiso referirse al que será su principal rival en las Elecciones Municipales de 2011, el socialista Óscar Puente, del que ha citado unas declaraciones en las que señalaba que su ilusión desde niño era ser alcalde para pronosticar que ésto "seguirá siendo una aspiración durante mucho tiempo".

Sobre el tono de la próxima campaña ha reclamado que "lo ideal" sería que los asuntos personales de los candidatos se excluyan del debate político, si bien ha mostrado dudas sobre la actitud que tendrá el PSOE "a la vista de lo que ocurrió en 2007". De esta manera, ha recalcado que el objetivo de los socialistas de Valladolid no es batir al PP, sino a Francisco Javier León de la Riva.

De hecho, ha pronosticado que la campaña socialista se centrará en demostrar que no es un buen gestor, recurriendo a asuntos como las sentencias contrarias al edificio de la Plaza de Zorrilla o de la calle Niña Guapa 23.