23 de octubre de 2020
18 de septiembre de 2020

Mañueco pide "serenidad" ante el inicio del curso y agradece el "esfuerzo" de la comunidad educativa

Mañueco pide "serenidad" ante el inicio del curso y agradece el "esfuerzo" de la comunidad educativa
Lucas (1D9 y Fernández Mañueco en el acto de inauguración del curso 2020-21. - EUROPA PRESS

LEÓN, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha pedido "tranquilidad, serenidad y confianza" a toda la comunidad educativa en el acto de inauguración oficial del curso escolar que ha tenido lugar este viernes en León.

Un acto en el que ha estado acompañado por la consejera de Educación, Rocío Lucas, el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, el delegado en León de la Junta de Castilla y León, Juan Martínez Majo, o el delegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez.

En este sentido, ha reconocido que se trata de "un curso diferente" y ha puesto en valor "el enorme esfuerzo" realizado por el sistema educativo -en lo que ha incluido docentes, equipos directivos, direcciones provinciales, sindicatos, AMPAS, estudiantes y sus familias- para estar preparados y afrontar la pandemia.

Fernández Mañueco ha calificado de "10 en civismo" este inicio del curso escolar y ha reconocido que "hay y habrá incidencias", pero ante eso ha avanzado que se seguirán tomando las medidas "que les permitan adaptarse y resolver los problemas existentes".

Así, ha destacado el trabajo de coordinación con el Gobierno de España y las administraciones locales durante todo este proceso y ha manifestado que el virus de la COVID-19 "no entiende de fronteras ni de colores políticos".

Además, ha adelantado que, desde la Consejería de Educación, que "nunca había trabajado tan unida con la de Sanidad y Servicios Sociales" ayudará a las administraciones locales y "se hará un esfuerzo" para solventar la carga que tienen las corporaciones.

También, ha alabado la labor de las Policías Locales "en la entrada y la salida de los centros educativos", pero ha hecho un llamamiento "a la responsabilidad individual y colectiva", ya que "hay que ser responsables y cuidar todos de la vida de todos".

El presidente de la Junta ha apostado "desde el primer momento" por la presencialidad en las aulas y ha notificado el incremento de alumnos en Castilla y León con respecto al curso pasado con 347.500 estudiantes y que llegan a los 410.000 si se tienen en cuenta los matriculados en enseñanzas especiales.

Situación que ha calificado de "buena noticia" y que ha llevado a la Junta ha incrementar el número de docentes "hasta superar los 35.300", lo que supone 1.105 más que el curso anterior y que podrían ser más "tras lo acordado con los sindicatos si fuese necesario".

Asimismo, ha explicado que "35.000 escolares utilizarán el transporte escolar, 50.000 alumnos el comedor -20.000 de ellos de forma gratuita- y 10.500 harán uso de programas como 'Madrugadores' o 'Tardes en el Cole' o 90.000 tendrán acceso a la gratuidad de libros de texto".

Si bien, Fernández Mañueco ha incidido en "la apuesta clave por la transformación digital" y ha señalado que "todos los centros inician el curso con conexión ultra rápida de internet y aulas virtuales" y ha añadido que se han adquirido 10.000 dispositivos digitales más de los 3.000 iniciales "dirigidos a aquellos con dificultades económicas y para paliar la brecha digital".

Además, ha recordado que en la última conferencia de presidentes de Comunidades Autónomas solicitó "un pacto de estado por la igualdad digital en el ámbito educativo y la prolongación de los fondos extraordinarios de ayuda hasta el final del presente curso escolar".

También, ha incidido en que pese a la pandemia "se están haciendo mejoras y reformas" en diferentes centros de Castilla y León y ha enfatizado en la importancia de los centros rurales, de los que ha recordado "se mantienen abiertos incluso con solo tres alumnos".

Por último, ha tenido tiempo para valorar la calidad del sistema educativo de Castilla y León y se ha apoyado en el último Informe PISA o las pruebas de Matemáticas y Ciencias, que situaba a los alumnos de la Comunidad con puntuaciones similares "a los de Alemania, Suecia o Dinamarca y en el pódium a nivel nacional dentro de estas competencias".

El presidente autonómico ha alabado "el principio de equidad" utilizado en la Educación en Castilla y León y se ha comprometido personalmente "a seguir perfeccionando el modelo educativo de la mano del diálogo con toda la comunidad educativa".