13 de diciembre de 2019
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • 20 de noviembre de 2019

    Medio Ambiente diseñará una estrategia en 2020 para implantar una Zona de Bajas Emisiones en Valladolid

    Medio Ambiente diseñará una estrategia en 2020 para implantar una Zona de Bajas Emisiones en Valladolid
    La concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, María Sánchez, comparece en comisión para explicar el presupuesto de su Área. - AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

    VALLADOLID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Valladolid realizará en 2020 un estudio preliminar de la estrategia para implantar una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en la ciudad para reducir los niveles de contaminación.

    Así lo ha explicado este miércoles la concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, María Sánchez, en la comparecencia para explicar el Presupuesto de su área para 2020 a los grupos municipales.

    La Concejalía de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible incrementa en un 1,3 por ciento el Presupuesto en 2020 con respecto a las mismas partidas recogidas en 2019, cuando este área también contaba con las competencias de Limpieza. En total, contará con un presupuesto aproximado de 52 millones de euros de los cuales, 4 millones corresponden a Nevasa, y 28 millones a AquaVall, que afronta su tercer ejercicio tras el proceso de municipalización.

    María Sánchez ha destacado en la comparecencia ante los grupos municipales las principales subidas de los Presupuestos del próximo año se concentran en el servicio de Parques y Jardines con un 5 por ciento, y las inversiones del servicio de Medio Ambiente con un 3 por ciento.

    De los 20 millones del área, las inversiones ascienden a 7,3 millones de euros de los cuales 2 millones provienen de los presupuestos participativos.

    Así, se han destacado inversiones como la reparación y conservación de mobiliario y juegos, con una partida de 592.000 euros o la mejora de la red de riego de parques, con 100.000 euros, además de los contratos de parques y jardines e infraestructuras verdes, que suponen la mayor parte del total de la inversión, con más de 4,5 millones de euros entre ambos.

    Además, procedentes de los Presupuestos Participativos votados en 2019 se incorporan partidas como la realización de un paseo en la margen derecha del Río Pisuerga, con 300.000 euros; la remodelación del espacio verde de Parque Alameda, 180.000 euros; la mejora en instalaciones y zonas ajardinadas de barrios, con 262.000 euros; el equipamiento en parques, con 183.000 euros; juegos infantiles por importe de 305.000 euros y biosaludables, por 122.000 euros.

    Por otra parte, María Sánchez ha destacado 6 novedades en lo relativo a acciones de planificación, con objetivos como el "aumento de la calidad de vida, preservando la salud, promoviendo la recuperación del espacio público y una movilidad limpia y sostenible y revitalizando el comercio".

    Ahí se encuadra el estudio preliminar de la estrategia para implantar una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en la ciudad, algo que María Sánchez ha recordado que está "marcadfo" por la Ley de lucha contra el Cambio Climático que está "en ciernes", así como la redacción del Plan de Acción Contra el Ruido y del Plan de Calidad del Aire municipal.

    También con este presupuesto, se inicia una línea de subvenciones para incentivar el cambio de calderas de carbón y gasoil por otras más eficientes, con el fin de lograr reducir las emisiones de CO2, en consonancia con los objetivos del Pacto de Alcaldes.

    Los últimos años, ha recordado María Sánchez, se ha realizado un "importante esfuerzo" en la mejora de la eficiencia energética en edificios municipales pero la edil considera que "es conveniente apostar por minorar las emisiones de las viviendas privadas".

    En materia de educación ambiental, se contemplan 120.000 euros que incluyen la previsión económica para el desarrollo de las actuaciones derivadas de la estrategia agroalimentaria elaborada e impulsada el pasado mandato, cuando ya han visto las primeras acciones la luz tales como el ecomercado o el obrador para productores.

    Se refuerzan los programas de huertos urbanos para desempleados y comunitarios, y los huertos escolares y se desarrollará un programa estable de acciones formativas relacionadas con la producción ecológica y eventos no sedentarios en equipamientos educativos públicos de distintos niveles (Universidad, institutos, colegios, escuelas infantiles) para dar a conocer y facilitar el acceso a este tipo de alimentos a otro tipo de públicos.

    Además, se elaborará el estudio para la creación de un banco de tierras municipal. También se desarrollarán ecoauditorías escolares, para mejorar la eficiencia y promover el ahorro en los colegios. Además de continuar con la educación ambiental relacionada con el ciclo integral del agua a través de AquaVall, a través de la cultura de la responsabilidad medio ambiental y de la consecución de los objetivos del desarrollo sostenible.

    La Concejalía pretende también que el año 2020 sea el año de la puesta en marcha de la nueva agenda urbana (Agenda 2030), instrumento de planificación que sustituye a la Agenda Local 21 y que constituye una guía para orientar los esfuerzos en materia de desarrollo de las ciudades de cara a los próximos 20 años.

    MANCOMUNIDAD DE INTERÉS GENERAL

    El próximo ejercicio se espera avanzar en el desarrollo de la Mancomunidad de Interés General de Valladolid, una vez que se proceda a la aprobación por la Junta de Castilla y León, y se iniciarán las actuaciones para su puesta en marcha con la definición de las primeras competencias a desarrollar por los municipios integrantes.

    Esta misma semana, ha recordado Sánchez, se ha publicado la licitación del Plan Director del Arbolado de Valladolid, que se redactará en los próximos meses.

    Valladolid cuenta con aproximadamente 42.000 ejemplares de arbolado viario y tiene catalogados en el documento de revisión del PGOU un total de 61 elementos de árboles singulares, arboledas y otros espacios singulares que son objeto de especial protección.

    Este volumen hace necesario contar con un plan director de su gestión, más allá del día a día de mantenimiento, programando medidas a medio y largo plazo que, desde el conocimiento de la situación actual, permitan maximizar los beneficios medioambientales del arbolado y una actuación más eficiente en la gestión.

    Este Plan permitirá contar con un inventario georreferenciado de todo el arbolado, con actuaciones específicas de gestión, plantación y forestación de entornos como Monte de El Rebollar y el Cerro de San Cristóbal.

    Y como medida a largo plazo se plantea el estudio de fórmulas para la compra directa de energía eléctrica y la posibilidad de creación de una empresa pública comercializadora como instrumento de promoción y estímulo de la generación energética local y renovable por lo que respecta tanto a equipamientos municipales como también a la ciudadanía.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Castilla y León