15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    El equipo del PGOU quedó al margen de los trabajos con la llegada de Coca a la Concejalía

    Señalan que a partir de julio de 2003 fue la Dirección de Área la que llevó todas las conversaciones con la empresa redactora

    El equipo del PGOU quedó al margen de los trabajos con la llegada de Coca a la Concejalía
    Segunda jornada del juicio del 'Caso PGOU'.EUROPA PRESS

    VALLADOLID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Dos de los miembros del equipo de técnicos del Ayuntamiento de Valladolid que trabajó en la redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2003 han declarado en el juicio en marcha por este proceso que a partir de la llegada del encausado José Antonio García de Coca a la Concejalía de Urbanismo se les dejó de "tener en cuenta" de forma "sútil" de los trabajos.

    Este jueves se ha celebrado la segunda sesión del juicio por el denominado 'caso PGOU', en el que García de Coca y otros tres integrantes de la entonces cúpula de Urbanismo en el Ayuntamiento de Valladolid, el arquitecto Luis Álvarez Aller; el exjefe del área, Modesto Mezquita, y el exjefe del Servicio de Planeamiento, José Luis Cerezo Bada, por supuesta alteración fraudulenta el PGOU con el fin de favorecer a un grupo de promotores urbanísticos.

    Hoy estaban citados cuatro de los miembros del equipo interno del Área de Urbanismo que participó en estos trabajos, de los cuales tres han declarado por la mañana --el exjefe de Servicio Ricardo Núñez Sendino y los arquitectos Irene Serrano y Jesús Ángel Valverde--, mientras que el cuarto de los testigos ha sido citado por la tarde.

    El equipo trabajó en la redacción del Plan hasta su aprobación provisional, que se produjo antes de las elecciones municipales de mayo de 2003, y durante el verano de ese año para completar los trámites que requería la Junta de Castilla y León para la aprobación definitiva y su último trabajo en esta fase fue la entrega de un texto refundido a la Dirección de Área el 9 de octubre de 2003.

    Sin embargo, a lo largo de este proceso, como ha apuntado el técnico Jesús Ángel Valverde, hubo cambios en la manera de trabajar. "A partir de septiembre de 2003 se nos dejó de tener en cuenta, se nos marginó, no recibíamos indicaciones y decidimos terminar el trabajo con la información que teníamos", ha precisado el testigo, que ha añadido que, hasta junio de 2003, cuando concluyó el mandato del anterior concejal de Urbanismo, Federico Sumillera, "era habitual que hubiera indicaciones" por parte de la Concejalía, algo que dejó de suceder con la llegada al cargo de José Antonio García de Coca.

    Tanto Valverde como Irene Serrano y el entonces jefe de Servicio Ricardo Núñez han destacado que a partir de julio no recuerdan participar en reuniones con el concejal ni con el director de Área. La arquitecto no ha querido decir que se les apartara directamente de las gestiones, sino que era "más sutil". "Directamente no te llaman, no te encargan nada", ha expresado.

    Por eso, el equipo terminó el documento refundido con las correcciones que había planteado la Junta de Castilla y León para conceder la aprobación definitiva y que, en la gran mayoría de los casos correspondían a "correcciones de errores y de estilo" y en ningún caso recuerda que su documento refundido aplicara modificaciones en los artículos que presuntamente fueron manipulados irregularmente.

    Según Serrano, el texto llegó el 9 de octubre de 2003, sin los cambios que hoy se juzgan, a la Dirección de Área, de la que era titular el encausado Modesto Mezquita, si bien la arquitecto ha reconocido que desconoce quién pudo efectuar las modificaciones posteriores.

    Contador

    Lo más leído en Castilla y León