19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 9 de julio de 2008

    Miranda (Burgos) pedirá a la Junta una ayuda de 28.000 euros para el programa 'Aulas de apoyo e integración social 2008'

    MIRANDA DE EBRO (BURGOS), 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de la localidad burgalesa de Miranda de Ebro solicitará a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León una subvención por importe de 28.000 euros para la realización de actuaciones de interés educativo con el alumnado inmigrante durante el año 2008.

    Según se acordó en el marco de la Junta de Gobierno, esta iniciativa persigue dar cobertura al incremento del fenómeno migratorio en la ciudad.

    Según datos facilitados por el propio Consistorio, en la actualidad un 13 por ciento de la población empadronada en Miranda de Ebro es inmigrante de los que 807 (alrededor del dos por ciento) son menores empadronados de entre tres y los 16 años, edades correspondientes a la escolarización obligatoria.

    Por otra parte, en los centros educativos de la ciudad hay matriculados 789 alumnos de origen extranjero en los diferentes ciclos formativos, lo que supone algo más del 17 por ciento del total de la población escolarizada en las disciplinas obligatorias.

    Según declaró el alcalde de la localidad, el socialista Fernando Campo, "el fenómeno migratorio ha sido causa de que muchos niños padezcan un desfase educativo que en muchos casos, y en cuanto a nivel académico, supera los niveles cronológicos en más de dos años".

    Las aulas de apoyo e integración social 2008, para las que se solicitará la subvención regional, podrán acoger un mínimo de 60 alumnos y se estima que la asistencia será superior a esta cifra.

    DESTINATARIOS.

    Podrá beneficiarse de esta iniciativa la población inmigrante de todos los ciclos formativos obligatorios que cumplan requisitos como ser alumnado de incorporación tardía, escolarizado en condiciones de desigualdad, escolares en desventaja debido a dificultades en su proceso de aprendizaje, escolares en situación socio-familiar en riesgo de exclusión social, los menores cuyas familias se encuentran en situación de desventaja por factores sociales, geográficos o étnicos, los niños y niñas a los que sus padres no pueden prestar el apoyo necesario en la realización de tareas diarias y las personas derivadas de los centros educativos o los servicios sociales.

    El proyecto tendrá lugar entre los meses de septiembre y noviembre de este año en horario extraescolar y busca mejorar el rendimiento escolar, ayudar a la integración social y escolar, favorecer la adaptación al entorno de la ciudad, dando a conocer los recursos, fomentar la adquisición de un nivel básico de castellano y prevenir el absentismo escolar.

    Para ello se plantean actividades escolares, aprendizaje del castellano, actividades complementarias como conocer el entorno y talleres de diversos temas como prevención de drogadicción.