23 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

MITECO lamenta la muerte del piloto salmantino herido en un accidente en un incendio en Orense

VALLADOLID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
(MITECO) ha lamentado el fallecimiento del copiloto que había resultado herido en las tareas de extinción del incendio forestal de Lobios (Orense) el pasado 8 de agosto, Maximiliano Plaza Bretón, natural de la provincia de Salamanca.

Según han señalado fuentes del MITECO, como parte integrante de los dispositivos de prevención y extinción de incendios forestales en nuestro país, quieren trasladar su afecto y admiración por el trabajo de este profesional fallecido.

El pasado 8 de agosto, durante las operaciones de extinción de un incendio forestal en el Concejo de Lobios (Orense), en una zona fronteriza entre España y Portugal, tuvo lugar el trágico accidente de un avión anfibio modelo CL-215 perteneciente al dispositivo de extinción de incendios del gobierno de Portugal.

En este siniestro ya fallecía el comandante de la aeronave, Jorge Manuel Santana Jardim, de nacionalidad portuguesa, mientras que el copiloto, Plaza Bretón, resultaba herido de gravedad y finalmente ha fallecido este lunes.

Entre los días 8 y 9 de agosto, varios medios del MITECO participaron en las tareas de extinción del incendio forestal de Lobios y fue, precisamente uno de estos medios, la Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) de Laza con base en la provincia de Ourense, uno de los primeros medios en socorrer a los pilotos accidentados.

El MITECO ha rasladado su "más sincero pésame" a las familias y compañeros de ambos pilotos, su afecto y admiración por su trabajo, y ha agradecido "a todo el personal que trabaja en este sector la importante labor que realizan poniendo en peligro sus vidas para protegernos y preservar la biodiversidad de nuestro territorio".

Según señala la Gaceta de Salamanca, en información recogida por Europa Press, el piloto salmantino se encontraba en la localidad salmantina de Babilafuente desde el pasado 15 de agosto, cuando abandonó el hospital en el que fue tratado de las heridas sufridas. Finalmente, el cuerpo de este especialista en extinción de incendios ha sido hallado sin vida en el domicilio paterno.