22 de mayo de 2019
17 de mayo de 2019

La nueva Ordenanza de Movilidad de Valladolid dará "preponderancia" al peatón y establecerá restricciones para vehículos

VALLADOLID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid ha abierto, hasta el próximo 2 de septiembre, el plazo de participación pública para la elaboración de la nueva Ordenanza de Movilidad Urbana, que unificará en un solo cuerpo normativo la regulación municipal sobre circulación, transporte público y tránsito peatonal, al que se quiere poner en un lugar "preponderante".

Para el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, "con este proceso de participación pública se inicia la elaboración de una nueva norma que permitirá ordenar, mejorar y adaptar la movilidad en la ciudad de Valladolid".

Según han explicado fuentes municipales, la movilidad sostenible "se ha convertido en una preocupación compartida por la mayoría de las ciudades, sobre todo europeas, que apuestan por la calidad del transporte público, la promoción de los modos no motorizados, la sensibilidad hacia el entorno, un uso del espacio público más racional y, en definitiva, por políticas que revierten de una forma directa en la calidad de vida de sus ciudadanos y favorecen la imagen de la ciudad".

En relación con lo anterior y, como ya vienen haciendo otros municipios españoles, a la consecución de dichos fines puede coadyuvar la aprobación de una norma de carácter general en materia de movilidad.

En el municipio de Valladolid existen diversas normas reguladoras de materias íntimamente relacionadas con la movilidad, las cuales conviene unificar, con las posibles modificaciones o adaptaciones que fueren procedentes, añadiéndose, asimismo, la regulación de las nuevas situaciones o necesidades que se pueden derivar de la movilidad peatonal, ciclista, y de todos aquellos nuevos medios de transporte, conocidos como "vehículos de movilidad personal".

Además, se busca racionalizar el tránsito de las personas, la circulación y el estacionamiento de los vehículos, y el uso compartido de las vías, espacios públicos y el dominio público municipal, integrando todo lo relativo a esta materia en una norma que impulse y lleve a la práctica los objetivos de la política de movilidad sostenible.

Así, el primero de los aspectos que se aborda es la movilidad peatonal, ya que pretende otorgar "un papel preponderante al peatón", mediante la regulación de la circulación de los peatones resaltando la prioridad de éstos en la circulación urbana. Además, se contemplarán limitaciones de acceso y circulación a los vehículos.

En sintonía con la relevancia "que las ciudades más avanzadas conceden a la bicicleta como medio de transporte urbano", se pretende fomentar el uso de la bicicleta y establecer espacios en la ciudad exclusivos y compartidos, "sin olvidar aquellas medidas que eviten los conflictos potenciales que la generalización del uso de la bicicleta pudiera producir, especialmente para garantizar la convivencia y la seguridad".

La vigente Ordenanza Reguladora de la Movilidad en Bicicleta en el Término Municipal de Valladolid habría de ser derogada al integrarse su contenido en la nueva norma que se propone.

En cuanto a los Vehículos de movilidad personal, como los patinetes eléctricos, se señala que en algunos casos ostentan una masa superior a la de las personas y se mueven a una mayor velocidad que los peatones, pudiendo generar situaciones de riesgo al compartir el espacio urbano con el resto de usuarios.

En la ciudad de Valladolid se indica que "cada vez es más frecuente el uso de dichos vehículos, lo que hace necesario regular la circulación de los mismos por las vías del municipio. Esta necesidad se fundamenta en la voluntad de prevenir o corregir los conflictos que se puedan originar por la convivencia entre estos nuevos modos de transporte y los peatones y otros usuarios de la vía pública.

Por otro lado, la Administración municipal considera que tiene el deber de velar por el buen uso y funcionamiento del espacio público pero el vacío legal respecto a esta materia dificulta dicho control.

VÍAS DE "CONVIVENCIA" ENTRE VEHÍCULOS

La propuesta parte de diferenciar los espacios que ocupa el peatón y los de los vehículos, en la calzada, aunque se abre la puerta a crear vías específicas que permitan la pacífica convivencia entre vehículos de motor, bicicletas y VMP.

En materia de estacionamiento, se considera más adecuado que la regulación se incorpore al nuevo texto de la Ordenanza que se propone, lo que daría lugar a la correspondiente modificación de dicho Reglamento municipal.

Finalmente, se indica que la ordenanza actualizará la regulación municipal de Tráfico, Circulación y Seguridad Vial, pues el vigente Reglamento Municipal de Tráfico, Aparcamiento y Seguridad Vial de Valladolid fue aprobado por el Ayuntamiento el 8 de octubre de 1992.

El principal objetivo en esta materia es actualizar la regulación municipal de acuerdo con la realidad social y con los cambios normativos que se han producido, reestructurar el texto normativo para mayor claridad y concretar la legislación general de ordenación del tráfico.

La ciudadanía, organizaciones y asociaciones debidamente identificados que así lo consideren pueden presentar opiniones y sugerencias hasta el 2 de septiembre bien a través del buzón digital de "Reclamaciones y Sugerencias" sito en la web municipal (www.valladolid.gob.es), o en el correo electrónico cmu@ava.es o bien en el Registro general del Ayuntamiento de Valladolid.

Contador

Lo más leído en Castilla y León