22 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

El nuevo rector de la USAL incide en la importancia de adaptarse a Europa y fortalecer la enseñanza e investigación

SALAMANCA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El nuevo rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Daniel Hernández Ruipérez, que tomó hoy posesión de su cargo en el Paraninfo de la institución académica, reseñó hoy que los objetivos de su equipo de Gobierno es completar la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, fortalecer la enseñanza e investigación, reducir la deuda histórica y continuar con el programa de actos para la celebración del octavo centenario.

Para alcanzar estos compromisos, dijo: "quiero ser el rector de todos, de quienes me habéis apoyado con vuestro voto y de quienes, desde la legitimidad democrática, habéis apoyado otro proyecto; a estos últimos me dirijo especialmente con la mano tendida".

"Gobernar la Universidad de Salamanca, que tiene una herencia tan rica, requiere un esfuerzo certero para distinguir lo que merece conservarse de lo que debe renovarse. Esa es la apuesta por el cambio que afrontamos entre todos: recuperar lo mejor de nosotros, recobrar el magnífico espíritu que ha convertido a la Universidad de Salamanca en una institución académica de referencia", afirmó.

En cuanto a sus "principales desafíos", inició su enumeración por la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. Sobre esta meta avanzó que es una "gran oportunidad" de mejora de la oferta educativa; "es la ocasión para modificar los planes de estudios y para conseguir grados más modernos, más adecuados a las necesidades de la sociedad y del mercado laboral".

Asimismo, destacó que "la Universidad tiene que ser, tiene que seguir siendo, un foco de creación de saber, una institución volcada en la investigación, en la confrontación de ideas y en el cultivo y desarrollo del pensamiento crítico".

También, subrayó que uno de los "principales" objetivos es la "agilización" de los procesos de gestión". En este sentido, adelantó que su intención es aplicar protocolos de planificación, evaluación y mejora que "aprovechen la profesionalidad del personal de administración y servicios".

Por otra parte, valoró el apoyo de la Junta de Castilla y León para eliminar progresivamente la deuda histórica de la Universidad de Salamanca. "Sabremos corresponder con rigor presupuestario, como ya hemos empezado a hacer, y haremos compatible ese rigor con la priorización de objetivos que impulsen el desarrollo", añadió.

En el programa del octavo centenario de la Institución, que se cumplirá en el año 2018, señaló. "trabajaremos por él en los años de nuestro mandato, siempre construyendo sobre los proyectos ya elaborados, para conseguir que esa efeméride sea un hito en nuestra historia, para que alcancemos entonces, si no antes, un lugar preeminente entre todas las universidades del mundo".

AGRADECIMIENTOS

Respecto a sus antecesores en el cargo, agradeció el trabajo de todos, "dejaron una universidad mejor que la que encontraron" e hizo hincapié en su predecesor inmediato: "gracias al profesor Gómez Asencio, y a su equipo, han regido la universidad en estos difíciles meses para la institución, en estos momentos de tribulación para todos y en situación particularmente dura para ellos".

Asimismo, incidió en el equipo rectoral que le acompañan en el mandato por "su confianza, su colaboración y su entrega. También, recordó a quienes "desde los primeros días de la candidatura" trabajaron "sin descanso" para que Hernández Ruipérez se pudiese poner al frente de la Institución.