27 de septiembre de 2020
13 de agosto de 2020

La Policía de Arroyo (Valladolid) vigilará especialmente las concentraciones de personas en zonas deportivas

ARROYO DE LA ENCOMIENDA (VALLADOLID), 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Arroyo de la Encomienda (Valladolid), Sarbelio Fernández, ha publicado un bando este jueves en el que ha insistido a sus ciudadanos en que atiendan a la recomendación de la Junta de evitar reuniones de diez o más personas tanto en espacios cerrados como abiertos, y en particular en zonas deportivas.

Fernández, en el bando remitido también a los medios de comunicación, explica que en las últimas semanas se vive un incremento de la incidencia del COVID-19 con la aparición de "un preocupante número de brotes" que ha llevado a tomar rigurosas medidas de control en algunos municipios de Castilla y León.

Ante esta situación el regidor considera necesario que en Arroyo de la Encomienda se aúnen esfuerzos y se mantenga "la misma responsabilidad y esfuerzo personal para evitar la transmisión del virus". Por ello, considera necesario insistir en extremar todas las medidas de prevención y control recomendadas por las autoridades sanitarias tales como el uso de mascarillas, mantenimiento de distancia social, higiene y lavado de manos.

Además, debido al riesgo existente de transmisión comunitaria considera imprescindible atender la recomendación de la Junta de Castilla y León de evitar las reuniones de diez o más personas, tanto en espacios públicos como privados, especialmente en lugares cerrados.

Estas precauciones, recalca Fernández, deberán extremarse especialmente en los espacios públicos de uso colectivo, particularmente las pistas deportivas, que deben utilizarse exclusivamente para la práctica del deporte, preferentemente individual, y en ella se debe evitar "en todo caso contactos físicos y compartir balones u otros elementos".

El incumplimiento de estas recomendaciones, ha advertido, "podría obligar a tomar la decisión de clausurar estos espacios públicos", que además verán incrementada la vigilancia por parte de la Policía Municipal, así como en el resto de lugares de uso comunitario. También se velará por su correcta utilización.

"Es imprescindible seguir cumpliendo responsablemente con todas las instrucciones sanitarias y protocolos de protección. No olvidemos que no hemos salido del riesgo de la COVID-19 y que sigue extendiéndose entre nosotros. Está en juego la salud de todos", concluye Fernández.

Para leer más