24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 27 de febrero de 2019

    'Polo Positivo', una aceleradora de proyectos industriales para Burgos

    'Polo Positivo', una aceleradora de proyectos industriales para Burgos
    EUROPA PRESS

    BURGOS, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Fundación Caja de Burgos, Ginés Clemente, ha presentado este miércoles 'Polo Positivo', una aceleradora de proyectos industriales que nace con el apoyo de las compañías Grupo Antolín, Gonvarri Steel Industries, Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez-Cuétara y Aciturri.

    El proyecto, que surge con un presupuesto anual de 200.000 euros, se presenta como una aceleradora de proyectos creada por y para Burgos, que pretende mantener a la provincia como uno de los polos de desarrollo industrial más relevantes de España.

    La aceleradora contará con la participarán directa de las compañías internacionales que la integran y que atesoran una dilata experiencia en el desarrollo, dirección y ejecución de programas de apoyo al
    emprendimiento y al crecimiento empresarial.

    'Polo Positivo', cuyas características se pueden consultar en la página web www.polopositivo.es, nace con tres líneas estratégicas claramente diferenciadas para abarcar diferentes campos y atender diversas necesidades.

    Por un lado, posee la línea denominada 'Imán de Ideas' que pretende desarrollar el talento emprendedor y favorecer el nacimiento de nuevos proyectos empresariales de ámbito industrial, tecnológico o de
    servicios de apoyo a la industria.

    Esta línea está destinada a promotores de iniciativas o proyectos con una oportunidad de mercado identificada y sus participantes tendrán acceso a una segunda fase de aceleración prevista para la
    anualidad de 2020.

    La segunda línea se denomina 'Impulso a Pymes' y tiene por objetivo fortalecer el tejido empresarial de la provincia de Burgos mediante el apoyo a pequeñas o medianas empresas con más de tres años de antigüedad, entre 30 y 80 trabajadores y una cifra de negocio inferior a los diez millones de euros.

    La última de las líneas de la aceleradora se denomina 'Desafío Industrial' y persigue identificar soluciones a necesidades reales, planteadas por los propios promotores, por lo que está dirigida a pymes ya constituidas, emprendedores, 'startups', estudiantes e investigadores que propongan una idea innovadora y factible a los retos, necesidades o problemas planteados.