16 de octubre de 2019
31 de enero de 2008

El proyecto para el monumento de las víctimas del tsunami, obra de una abulense, se expone desde hoy en Ávila

ÁVILA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Arquitectos de Ávila acogerá desde hoy la exposición del proyecto ganador del concurso internacional conmemorativo de las víctimas del tsunami, obra de las arquitectas mallorquina Joana Canet y abulense y Ana Somoza, y que lleva por título 'Montañas del recuerdo'.

El proyecto que elaboraron fue elegido en el concurso abierto para levantar un momento de tributo a las víctimas del tsunami que asoló el sudeste asiático en diciembre de 2004, y ahora exponen hasta el 29 de febrero en el Auditorio de San Francisco la maqueta ganadora que se presentó al certamen 'Memorial de Tailandia', en el que participaron 379 proyectos de 47 países.

Según Somoza, que junto a Canet participará hoy en una conferencia en la que explicará el proyecto, el trabajo, "pendiente de construcción, el proyecto consta de cinco torres de diferentes medidas conectadas entre sí mediante una plaza cubierta".

La torre más alta tiene una altura de 30 metros y la menor de 17, y estas estructuras por orden de volumen de mayor a menor acogerán un espacio contemplativo, un museo, un centro educativo y servicios de restaurante, tienda y anfiteatro.

Canet y Somoza se inspiraron en el paisaje de la costa sureste de Tailandia, concretamente en el lugar donde se ubicará su trabajo, el Parque Nacional de Khao-lak Lamru.

El memorial es "como una templo escondido en el bosque, una simbiosis de luz, naturaleza y silencio", las arquitectas, que pretenden "proporcionar a la gente un lugar simbólico y natural donde poder meditar, experimentar y enseñarles a convivir con las fuerzas de la naturaleza".

En la exposición podrá verse "una abstracción de las torres del proyecto convertidas en cinco proyectores de luz y de información, con estructuras de tela suspendidas del techo a una altura de dos metros justo por encima del espectador, dejando este espacio de la sala visualmente libre con únicamente los haces de luz, simulando la proporción de las torres originales, que cuentan con una altura entre los 30 y 17 metros, la relación entre las mismas y su posición".

Además de estas estructuras, en la muestra se exhibirán proyecciones de los planos e imágenes del trabajo de las arquitectas, un vídeo animación en 3D y diversas publicaciones junto a una maqueta.

La antesala preparará al espectador y le pondrá en situación de lo que supuso el tsunami recreando mediante unos focos el ambiente de agua, "dando la sensación de encontrarse sumergido bajo la ola", a la vez que se proyecta un vídeo documental de la catástrofe, junto a los cinco proyectos finalistas del concurso.