29 de marzo de 2020
25 de agosto de 2008

El PSOE de Ávila advierte que cobrar el agua a los vecinos y dárselo sólo a empadronados es "inconstitucional"

ÁVILA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Socialista en la Diputación de Ávila advirtió hoy de que repartir agua potable sólo para los empadronados en los municipios que sufren contaminación por arsénico o nitratos, y cobrar por ello a los vecinos es "inconstitucional", teniendo en cuenta que "todos están pagando ya por su contador de agua".

La Diputación ya ha notificado a los ayuntamientos que sólo les facilitarán agua para los empadronados, a pesar de que en la mayoría de los pueblos la población se duplica durante el verano. Además, los ayuntamientos tendrán que pagar el 25 por ciento del coste y en algunos casos ya se ha optado por repercutírselo a los vecinos, como en San Pedro del Arroyo, donde ya se ha empezado a cobrar.

En este caso concreto, se están cobrando 0,50 euros por cada garrafa de ocho litros, lo que a la Diputación y a la Junta de Castilla y León les cuesta 0,76 euros. Es, según el portavoz socialista, Tomás Blanco, más de lo que le corresponde pagar a la institución provincial, teniendo en cuenta que hasta ahora la Diputación abonaba el 50 por ciento y la Administración regional la otra mitad. Están cobrando, además, el IVA, cuando el ayuntamiento no está facultado para ello.

Blanco señaló en este sentido que no hay ninguna tasa aprobada en la provincia que permita cobrar el agua embotellada a los vecinos -los ayuntamientos ya tienen una tasa para cobrar por el agua potable -, y recordó que todo el que tenga un contador ya está pagando por el consumo de agua, esté o no empadronado.

En otros municipios como Maello donde la población llega a las 2.000 personas en agosto, a pesar de que son 100 los empadronados, ya se ha gastado el agua que la Diputación les facilitará hasta el mes de enero.

Blanco manifestó también que la Junta de Gobierno no se ha reunido para poner en marcha la cláusula del convenio suscrito entre la Junta y la Diputación para poder cobrar parte a los ayuntamientos, y anunció que se exigirá que se rectifique y se pondrá a disposición de los afectados un formulario para quejarse a través de la Oficina de Consumo Provincial.