6 de marzo de 2021
9 de septiembre de 2014

El PSOE pide a Silván que hable con las brigadas contra incendios ante su precaria situación

VALLADOLID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La procuradora socialista Ana Muñoz de la Peña ha pedido este martes al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, que hable con los integrantes del operativo contra incendios forestales ante su precaria situación laboral y antes de que lo tenga que hacer obligado por el Procurador del Común o por los propios tribunales de justicia en una actuación de oficio.

Así de contundente se ha pronunciado De la Peña en una pregunta oral al consejero de Fomento y Medio Ambiente al que ha instado a evitar la "precariedad laboral" que sufre este colectivo desde el convencimiento, además, de que un incendio depende también de los medios disponibles para su extinción.

La procuradora socialista ha cifrado en 38 millones los recortes en prevención y ha lamentado que el operativo tenga 639 trabajadores menos mientras que los que quedan están en una situación laboral "muy preocupante" con contratos de sólo tres meses y vehículos que, en algunos casos, ha asegurado, no pasarían la ITV.

"El operativo está perfectamente en regla", ha respondido Silván, que ha lamentado que De la Peña centre su diana en este tipo de críticas en un año con menos incendios, hasta la fecha, cuando, según ha recordado, debería apuntar a los causantes de los fuegos, en su mayor parte, el hombre.

Por otro lado, el consejero ha garantizado la colaboración e información permanente de la Junta con los ayuntamientos en materia de prevención de incendios y ha rechazado la afirmación del socialista Miguel Ángel Fernández Cardo sobre la ausencia de parques profesionales de bomberos en las comarcas de León, a diferencia de lo que ocurre en otras provincias.

Fernández Cardo ha lamentado la actuación "chapucera" de Silván en política de parques de bomberos en las comarcas leonesas con un "mal parche" a partir de "voluntarios forzosos" y de trasladar los gastos a los propietarios de las viviendas ya que un 65 por ciento de las mismas está fuera del tiempo de respuesta.