23 de enero de 2020
12 de diciembre de 2019

Puente afirma que no hay "un derecho a conducir automóviles" y aboga por planificar en torno al transporte limpio

Puente afirma que no hay "un derecho a conducir automóviles" y aboga por planificar en torno al transporte limpio
Óscar Puente Interviene En Un Debate En La Cumbre Del Clima. - AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

VALLADOLID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha defendido este jueves que "no existe un derecho a conducir un automóvil" sino a que los ciudadanos tengan una movilidad "rápida y eficaz", por lo que ha abogado por planificar las ciudades en base a un transporte "limpio" que dé prioridad, al peatón, la bicicleta y el transporte público y en el que el coche privado sea "una alternativa".

Así lo ha señalado el regidor socialista en declaraciones a los medios de comunicación, remitidas a Europa Press, en la Cumbre del Clima que se celebra en Madrid, en la que ha participado en un debate centrado en cómo las ciudades deben innovar para hacer frente a la crisis climática. También ha intervenido en otra mesa redonda bajo el título 'Estrategia de movilidad y clima'.

El alcalde de Valladolid ha incidido en que el equipo de Gobierno que encabeza tiene en marcha "un sinfín de medidas" para planificar la ciudad, "hacerla sostenible y limpia", en base a un "primer concepto" que defiende en el sentido de que "no existe el derecho a conducir un automóvil", sino el del ciudadano a moverse de una manera "más rápida y más eficaz" por la ciudad.

Eso, ha recalcado Puente, "no pasa por el uso del automóvil", por lo que considera que no se debe planificar una ciudad en torno al vehículo privado, sino con el objetivo de que haya una movilidad "limpia", con conceptos como el de la ciudad "contenida", que apueste por el peatón, el ciclista, que dé prioridad al transporte publico y que contemple el coche como "una alternativa pero no como una prioridad".

El primer edil vallisoletano ha recalcado que las ciudades tienen "un papel decisivo" en la lucha contra la crisis climática, ya que consumen el 80 por ciento de la energía en todo el mundo y son responsables del 60 por ciento de las emisiones contaminantes, de modo que ha aseverado que "el cambio será en las ciudades o no será".

Sin embargo, ha advertido de que para una transición hacia una atmósfera "totalmente limpia", las ciudades necesitan ayuda de los gobiernos, en tareas como la descarbonización de edificios o la renovación de flotas de vehículos municipales.

En todo caso, Puente ha repasado las medidas que ha tomado su equipo en los últimos tiempos dirigidas a lograr mejoras y modificaciones que ayuden al cuidado del medio ambiente urbano.

Así, ha destacado que Valladolid es "la primera ciudad de España" que suscribe el compromiso de carbono cero en las edificaciones para 2050 (Net Zero Carbon Buildings), que se suma a intervenciones en proyectos como Remourban y los barrios bioclimáticos, como en el barrio del Cuatro de Marzo, en los que se adoptan medidas para mejorar la eficiencia energética, con lo cual se reduce el consumo térmico y eléctrico,
además de que se disminuyen las emisiones contaminantes a la atmósfera
procedentes de las calefacciones de las viviendas.

En este ámbito, además, se puede asegurar que la instalación de calefacción centralizada de la Universidad de Valladolid es la red de calor pública con biomasa más importante de España.

También ha destacado Puente que Valladolid ha llevado a cabo una renovación de la flota pública, con hitos como el funcionamiento de una línea de autobús municipal, la número 7, cuyos vehículos pueden funcionar de modo eléctrico durante prácticamente todo el recorrido. Se busca, por otra parte, fomentar el uso del transporte público desde los más pequeños, y así se ha elevado la gratuidad del billete hasta los 15 años.

Además, ha recordado que es una ciudad que "interviene con mucha decisión en episodios de contaminación", y ha apuntado que a lo largo de este año ha cortado el tráfico en el centro de la ciudad durante cinco días por elevada contaminación. Además, el próximo año se llevará a cabo un nuevo Plan de Calidad del Aire y un estudio para establecer una zona de bajas emisiones.

Asimismo, se han dado ayudas para renovar la flota de autotaxi, y de transporte de última milla con fondos públicos, tanto del propio Ayuntamiento como procedentes de la Unión Europea.

En reciclaje de residuos se va mejorando, pero aún estamos lejos de conseguir datos con los que podamos sentirnos satisfechos. Con información de 2018 como referencia, los hogares vallisoletanos separan el 38 por ciento de las 99.174 toneladas de basura que generan, que todavía dista del 50 por ciento que la Unión Europea para 2020; bien es cierto que esa ratio aumenta notablemente al llegar los restos al Centro de Tratamiento de Residuos.

SE EXTENDERÁ A TODA LA CIUDAD EL CONTENEDOR AMARILLO.

Próximamente, se extenderá por toda la ciudad el contenedor amarillo, después de los buenos resultados obtenidos en pruebas realizadas en distintos barrios. Se realizan campañas de concienciación ciudadana para la mejora del reciclaje en los hogares.

En cuanto a las energías renovables y a la reducción del uso de energía, hay que explicar que se apuesta por este tipo de energías en las instalaciones municipales conectadas tanto a la RED como destinadas al autoconsumo.

El Ayuntamiento de Valladolid ha reducido el consumo de electricidad un 28,78 por ciento en seis años, tras sustituir luminarias y racionalizar horarios de funcionamiento.

Este evento, en el que Puente ya estuvo presente el pasado sábado, se celebra en Madrid desde el 2 de diciembre, reúne a los máximos dirigentes internacionales en un espacio que busca poner el foco sobre el cambio climático con el objetivo de que los compromisos del Acuerdo de París comiencen a ser realmente vinculantes en todos los países para luchar contra el cambio climático.

Para leer más