14 de octubre de 2019
18 de septiembre de 2019

Puente asevera que era "imposible" que el alcantarillado asumiera el volumen de precipitación "sin precedentes" de ayer

Puente asevera que era "imposible" que el alcantarillado asumiera el volumen de precipitación "sin precedentes" de ayer
Un equipo de desatasques trabaja en el aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor de Valladolid.EUROPA PRESS

VALLADOLID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado este miércoles que era "imposible" que la red de saneamiento de la ciudad asumiera el volumen "sin precedentes" de precipitación que se registró en la tormenta que cayó en la ciudad en la noche de este martes.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el primer edil vallisoletano ha explicado que este martes se registraron en la ciudad 180 incidencias por la tormente, con una cifra de intervenciones "ligeramente inferior" del Servicio de Bomberos, a cuyo personal ha querido felicitar especialmente por su trabajo y porque incluso se incorporaron efectivos que no estaban de servicio para dar la mejor respuesta posible.

Para Óscar Puente, la cifra de precipitación caída en la noche de este martes no tiene precedentes "en la historia reciente" y se ha referido a "algunos datos" que señalan que en diez minutos cayeron 37 litros por metro cuadrado --la cifra oficial de la Aemet es de 37,2 litros entre las 21.10 y las 23.35 horas y de 20,2 litros en 10 minutos--.

"Esto es prácticamente un nube que se desploma sobre la ciudad en muy poco tiempo", ha subrayado el alcalde, que ha considerado que era un volumen "imposible de asumir por la red de saneamiento de Valladolid", lo que explica, a su juiciom, que se produjera un número importante de inundaciones "no solo en túneles antiguos y nuevos", sino en calles como Macías Picavea o Platerías.

Óscar Puente ha defendido que "ningún túnel puede asumir" esa cantidad de agua, en respuesta a "algunos ingenieros que en las redes sociales establecen diagnósticos" sobre viales subterráneos que se inundaron, como el de la plaza de Rafael Cano o la entrada del parking de la Plaza Mayor.

Precisamente, en este último aparcamiento, cuyo acceso ya se encontraba totalmente despejado de agua, trabajaba un equipo de desatranques.

En definitiva, ha recalcado que las consecuencias que dejó en la ciudad la tormenta en la noche de este martes han sido "las mínimas posibles", ya que no ha habido daños personales que lamentar pese a que se produjeron inundiaciones o caídas de árboles, pero también daños materiales importantes en algunos locales bajos, como el bar El Niño Perdido, o en edificios públicos como el Centro Miguel Delibes.

Asimismo, ha destacado que los trabajos de los servicios municipales permitieron que a última hora de la noche de este martes quedaran ya despejados los túneles y que esta mañana la ciudad estuviera "en funcionamiento".

"Bastante bien nos ha ido para lo que pasó", ha enfatyizado en primer edil socialista, que ha reconocido que ha habido "suerte" de que la precipitación se produjera a una hora en la que había menos circulación de vehículos y en la que "mucha gente ya se había recogido".

Puente ha añadido que precipitaciones como la de ayer "son muy difíciles de prever", pues la Aemet tenía activa la alerta amarilla ayer aunque no había previsión "de que cayera poco más que una llovizna". Sin embargo, entiende que fue una tormenta que "se formó de manera muy rápida".

Contador

Lo más leído en Castilla y León