21 de enero de 2021
7 de septiembre de 2018

Satse denuncia ante la Inspección irregularidades de los calendarios laborales de las enfermeras de Área

VALLADOLID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería Satse ha presentado denuncia ante la Inspección de Trabajo por los cambios continuados de los calendarios laborales de las enfermeras de Área de Castilla y León, al considerar los mismos "ilegales" y por estar incidiendo negativamente en la salud de estos trabajadores y en la conciliación de su vida personal y laboral.

Satse ha constatado que los calendarios que inicialmente se aprueban y son comunicados a las Juntas de Personal y a las enfermeras, posteriormente sufren tantas modificaciones que la jornada que finalmente realizan estas enfermeras nada tiene que ver con la prevista en dichos calendarios, "lo que es manifiestamente ilegal", tal y como denuncia a través de un comunicado recogido por Europa Press.

El sindicato advuerte de que el 90% de dichos cambios en los calendarios se producen por situaciones previstas y programadas y solo un mínimo porcentaje se debe a situaciones imprevistas como bajas laborales (Incapacidad Temporal). Además, muchos de esos cambios por situaciones que están previstas y que conoce la Administración desde meses atrás se comunican a las enfermeras solo con 24 o 48 horas de antelación.

Asimismo, añade que no se respeta el descanso del fin de semana completo mensual porque estas enfermeras finalizan su trabajo a las 8 de la mañana del sábado y el lunes a las 8 de la mañana reanudan ese trabajo.

Satse censura también el excesivo incremento de horas mensuales que deben hacer estas enfermeras debido a estos cambios. Así, hay meses que en el calendario laboral de una enfermera hay previstas 145 horas mensuales o menos y ese mes llega a hacer más de 300 horas debido a los cambios introducidos y a las jornadas imprevistas.

A su juicio, esta situación afecta muy negativamente a la salud laboral de estas enfermeras, ya que también hay que tener en cuenta que su jornada no es en turno diurno, sino que son jornadas de 24, 17 y 7 horas que incluyen guardias, jornadas de mañana, tarde y noche, lo que añade más penosidad a su trabajo.

"Todo ello está impidiendo que estas enfermeras puedan conciliar su vida laboral con la personal y familiar porque los cambios se les comunican con muy poca antelación y son constantes, siendo obligadas por las diferentes gerencias a estar permanentemente localizadas".

Satse Castilla y León recuerda que ha venido denunciando reiteradamente esta situación ante la Gerencia Regional de Salud sin que esta última haya intervenido para evitar que las distintas gerencias incumplan la legalidad.

Para leer más