3 de abril de 2020
18 de agosto de 2008

Sucesos.- Detenidas ocho personas en Zamora por el robo de joyas por valor de 2.000 euros y dinero en efectivo

ZAMORA, 18 Ago. (EUROPA PRESS9

Efectivos de la Guardia Civil detuvieron en la provincia de Zamora a ocho personas relacionadas con distintos delitos, entre ellos el robo de joyas por valor de 2.000 euros y dinero en efectivo en un establecimiento de Carbajales de Alba (Zamora) - .

La detención se produjo en torno a las 21.00 horas del pasado día 13, cuando agentes de tráfico de Benavente realizaban un control en la autovía A-52. Observaron entonces que un coche Renault Safrane viajaban ocho personas adultas y dos niños, todos ellos sin cinturón de seguridad.

Los agentes dieron el alto al coche para denunciar la infracción y cuando el coche se detuvo, los ocupantes salieron "provocando desórdenes, con gritos e invadiendo la calzada de la autovía", según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno, lo que obligó a los otros conductores a hacer maniobras para no atropellarles. Al mismo tiempo, los agentes sufrieron agresiones y empujones ya que los ocupantes del coche mostraron "una actitud violenta y amenazante, profiriendo insultos".

Según indicaron, fue necesario el apoyo de otras dos patrullas de la Guardia Civil para detener a todos ellos como presuntos autores de los delitos de atentado, resistencia y desobediencia grave a los agentes de la autoridad, así como delitos contra la seguridad vial. Finalmente, los ocho adultos, todos ellos de nacionalidad rumana y con domicilio en Madrid, fueron detenidos.

Los detenidos fueron reconocidos como autores de un hurto cometido en una tienda de alimentación de Carbajales de Alba (Zamora) el pasado día 13. Los autores se apoderaron de joyas por valor de 2.000 euros y dinero en efectivo. La investigación permitió comprobar después que los detenidos están relacionados con otros hechos similares en la Comunidad aragonesa.

Según la Subdelegación del Gobierno, utilizan siempre el mismo modo de proceder. Entran en un establecimiento cinco o seis personas y distraen y despistan al dependiente haciendo constantes entradas y salidas a la calle. Uno de ellos, generalmente una mujer joven, entra en las dependencias privadas de la vivienda aneja donde revuelve el mobiliario para apoderarse de las cosas de valor.