22 de febrero de 2020
20 de enero de 2020

Toma la Palabra advierte de la "falta de entendimiento" entre PP y Cs en el gobierno de la Diputación de Valladolid

VALLADOLID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Toma la Palabra de la Diputación de Valladolid ha subrayado este lunes la "falta de entendimiento" entre PP y Ciudadanos en el equipo de Gobierno sobre todo cuando la formación 'naranja' "no copia la gestión anterior del Partido Popular", lo que "supone una guerra entre ambos".

Así se ha pronunciado Toma la Palabra este lunes después de que la diputada de Ciudadanos Nuria Duque haya acusado a los 'populares' de inacción ante los presupuestos participativos por no ejecutar el reglamento para ponerlos en marcha en abril de 2019, lo que llevó a su paralización en el mes de agosto al no poder cumplirse los plazo marcados, según ha señalado la representante del partido 'naranja'.

Toma la Palabra ha señalado su "preocupación" por el hecho de que entre miembros de un mismo gobierno exista "tal descoordinación y falta de entendimiento, de sintonía, de trabajo en común", lo que evidencia, en opinión de la portavoz de TLP, Virginia Hernández, "que trabajan de forma separada, como si hubiera dos gobiernos en uno".

Asimismo, ha reprochado que tanto el Partido Popular como el resto de los grupos de la corporación provincial han conocido este asunto a través de los medios de comunicación.

También ha apuntado que "no es la primera vez que Ciudadanos no informa directamente al resto de grupos sobre cuestiones relativas a los presupuestos participativos", ya que apunta que "tampoco lo hicieron sobre su decisión unilateral de incluir en el presupuesto de 2020 de la Diputación una partida específica para presupuestos participativos de 600.000 euros", lo que "incumple un acuerdo suscrito por los cinco grupos para no llevarlos a cabo este año tras la negativa experiencia del pasado año y la necesidad de replantear cómo ejecutarlos".

De hecho, ha recordado que esta cuestión "supuso una línea roja" para que Toma la Palabra votase a favor del presupuesto de la administración provincial para el año que acaba de comenzar.

La plataforma insiste en que esos 600.000 euros deberían destinarse a libertad de gasto para los ayuntamientos y, en el futuro, plantear un nuevo modelo de ejecución de los presupuestos participativos consensuado por todos los grupos, que garantice su correcto desarrollo y unos resultados óptimos.

Al llevarse a cabo tal y como plantea Ciudadanos, el dinero se destinará a proyectos que no se votaron en la convocatoria de 2019 de los presupuestos participativos, lo que "supone que vaya a parar a iniciativas que no responden a las necesidades reales de los municipios".