5 de diciembre de 2020
25 de octubre de 2020

El toque de queda deja vacías las calles de CyL en una noche "tranquila" con 276 denuncias

El toque de queda deja vacías las calles de CyL en una noche "tranquila" con 276 denuncias
Panel luminoso que marca la hora 22:04 en Salamanca la noche en la que la ciudad ha vivido su primer toque de queda dictado por la Junta de Castilla y León para toda la región, en Salamanca. - MANUEL ÁNGEL LAYA - EUROPA PRESS

VALLADOLID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El toque de queda dejó desiertas las calles de Castilla y León, lo que se tradujo en una noche con un "alto grado" de cumplimiento de la normativa que limita la movilidad en la Comunidad Autónoma desde las 22.00 hasta las 6.00 horas pese a las 276 denuncias interpuestas por Policía Nacional y Guardia Civil.

Un dato, el de las denuncias, que es "mínimo" en relación al número de intervenciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que mayoritariamente "informaron" a las personas que se encontraban en las vías públicas después del toque de queda de la entrada en vigor de la restricción y comprobaron que, en un amplísimo porcentaje, esos ciudadanos se encontraban en alguno de los supuestos permitidos por el decreto de la Junta de Castilla y León. "Solo se sancionaron aquellos comportamientos que mostraban voluntad expresa de incumplir la normativa", ha apuntado el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo a Europa Press.

Estos primeros días, ha incidido, los agentes se dedicarán más a "informar" que a "sancionar", porque el objetivo es "concienciar" al ciudadano de la necesidad de cumplir la normativa para evitar volver a los meses del confinamiento "más duro" en el mes de marzo.

En este punto, Izquierdo ha querido tener palabras de "agradecimiento" hacia la hostelería que asumen un sacrificio especialmente perjudicial para su actividad con estas medidas y, no obstante, han sido plenamente respetuosos. "Para mí tiene doble mérito y demuestran un alto comportamiento cívico", ha subrayado.

Por último, ha hecho un llamamiento a la "unidad de acción política" para que los ciudadanos comprendan "mejor" las medidas y las cumplan con "más convicción". En este sentido es partidario de que tanto Autonomías como partidos políticos apoyen el Estado de Alarma que, presumiblemente decrete hoy el Gobierno. "Salva vidas es evidente, ya lo demostró en la primera ola, por eso no entiendo aquellos argumentos políticos que lo discuten porque no tienen ningún peso científico", ha incidido.

PROVINCIAS.

La provincia en la que más actas de denuncia se levantaron fue Burgos, con 98, 75 de Policía Nacional en total, -de ellas 37 en la capital, 12 en Miranda de Ebro, y 21 en Aranda de Duero-, destacando las impuestas a un grupo de cinco jóvenes que celebraban una fiesta en una nave en Villímar, en demarcación de Policía Nacional-, y otras 23 denuncias de Guardia Civil de un total de 81 personas identificadas durante las horas de restricción.

En sentido contrario, la provincia con menos propuestas de sanción fue Zamora, con tan sólo cuatro por parte de Guardia Civil y cero denuncias en la capital.

Por detrás de Burgos, se encuentran Valladolid, con 66 denuncias, 24 de ellas a un grupo de personas que increparon a la Policía Nacional en la Plaza Mayor resistiéndose a desalojar y al grito de "libertad"; Salamanca con 33, 25 de ellas en la capital; Segovia con 26, 12 de ellas en el entorno del acueducto, una por desobediencia y once personas interceptadas viajando en varios vehículos; León y Palencia, con 14 denuncias cada una; Ávila con once, todas ellas impuestas por Guardia Civil; y Soria con diez, todas en la capital, por incumplimiento de horario, consumo de alcohol en vía pública y no utilización de mascarilla, detalla la Delegación del Gobierno a Europa Press.

CALLES VACÍAS.

El seguimiento fue mayoritario, salvo incidentes puntuales, en las principales ciudades de la Comunidad. Así, la ciudad de Soria si bien hasta pasadas las 21.30 horas, parecía un sábado más, a partir de esa hora ha comenzado la desbandada, apoyada por la Policía Nacional y la Policía Local, recordando a los poquísimos rezagados de hoy la imposición de estar en casa a las 22.00 horas.

En la capital burgalesa, el toque de queda dejaba la ciudad prácticamente vacía a las 22.00 horas, cuando solo se podían ver en la calle ciertos grupos de personas que abandonaban algunos establecimientos de hostelería, fundamentalmente en la plaza de La Flora, que rápidamente quedaba despejada por la presencia policial.

Precisamente, dicha plaza y algunas otras zonas del centro histórico, como la plaza Mayor o las calles Laín Calvo o La Paloma, eran objeto de las primeras patrullas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, que en torno a las 23.00 horas también montaban un dispositivo de control en la rotonda de salida del barrio de Villaroro, si bien la noche ha transcurrido sin incidentes, aunque la Policía Municipal también levantó 17 actas de sanción por incumplimiento de la normativa.

En Salamanca, lugares tan transitados en las noches de sábado como la Plaza Mayor o la calle Toro se han vaciado a las 22.00 horas, dejando una imagen que recordaba a las de pasados meses de confinamiento, y para la aplicación de la norma agentes de la Policía Nacional han realizado controles en zonas de ocio como la que engloba las calles San Justo, Correhuela y Baviera, o el Barrio del Oeste.

CONCENTRACIONES EN VALLADOLID Y SEGOVIA.

En Segovia, una veintena de personas se concentraba a los pies del Acueducto a las 22.00 horas, momento en el que daba inicio el toque de queda decretado por la Junta en toda la Comunidad. La convocatoria fue difundida por redes sociales como rechazo a la última medida tomada por el Ejecutivo regional para frenar la expansión de la COVID-19.

Agentes de Policía Local daban un margen de 20 minutos a los concentrados para disolverse y, ante la negativa, procedieron a tomar sus datos para realizar propuestas de sanción.

Situación muy similar a la vivida en la Plaza Mayor de Valladolid donde la Policía Nacional tuvo que redoblar su presencia ante la negativa de un grupo de una veintena de personas que, al grito de "libertad, libertad" se resistía retirarse a sus domicilios, con encontronazos verbales hacia los agentes de la autoridad y que provocó las primeras denuncias. Durante la noche, además, la Policía Municipal levantó una decena de actas por fiestas en domicilios.

En Palencia, "normalidad absoluta" con solo dos denuncias por parte de la Policía Municial en la capital, según han informado a Europa Press. La hostelería ha cumplido "perfectamente" y ya esperan a ver si el comportamiento se mantiene el próximo fin de semana, con el puente de Todos Los Santos, que puede traer "más gente" a la capital.

En Zamora hubo siete propuestas de sanción en otra noche con "calles vacías", mientras que en León hubo una 15 de incidentes en los que la Policía Municipal tuvo que denunciar.

Para leer más