14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • 19 de octubre de 2019

    Tosar cree que las plataformas no acabarán con las salas de cine sino que las harán "más importantes"

    Tosar cree que las plataformas no acabarán con las salas de cine sino que las harán "más importantes"
    El director Benito Zambrano y los actores Jaime López y Luis Tosar en la 64 edición de la Seminci.SEMINCI

    VALLADOLID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El actor gallego Luis Tosar, ha reconocido que las plataformas de streaming suponen una "ventaja" y que no cree que vayan a acabar con las salas de cine, sino que, al contrario, las harán "más importantes" al tiempo que los espectadores se convertirán, de alguna manera, en militantes.

    Además, ha señalado que "las plataformas permiten a los proyectos cinematográficos un alcance que no se tenía antes, mientras que, a la vez, la televisión tiene acceso a más contenido". De hecho, ha detallado que alguna película de producción "discreta" en la que ha participado "no habría llegado al otro lado del charco de no ser por los nuevos métodos de distribución.

    "Al final es un beneficio para todos", aunque desconoce "cómo acabará", ha afirmado en una entrevista concencida a Europa Press en el marco de la celebración de la 64 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), donde ha presentado la película 'Intemperie', dirigida por Benito Zambrano, que ha inaugurado el festival.

    "La evolución del cine en salas ha ido a menos y ahora se ha polarizado entre blockbusters o indie" por lo que es necesario buscar ser "más alternativo" y elaborar unos presupuestos lo más acertados posible en relación a la película.

    Otra de las ventajas que, a su juicio, suponen los servicios de streaming es que ofrecen, "por fortuna, mucho trabajo para mucha gente en el sector", mientras que el cine se va a empezara a "acotar hacia terrenos que le vienen bien a nivel de contenido y compromiso con productos arriesgados que no tengan tanto hueco en el mainstream".

    Una corriente principal de la que se alejan directores como Zambrano, quien le ha arrastrado --literalmente y atado a un caballo-- hasta un rodaje tan intenso como lo ha sido la película inaugural de Seminci, y en la que ha contado con la suerte de un entorno que acompañaba y era tangible. "El calor, el frío y la sensación de masticar polvo en el desierto eran de verdad", ha reconocido.

    Para él, tanto el marco de puro desierto como la narrativa era "excitantes" de entrada porque el 'western' siempre le ha encantado. Fan confeso del género, ha enumerado entre sus grandes referentes para el papel clásicos como 'Sin perdón' o 'El jinete pálido' porque en ambas los protagonistas regresan a la violencia y demuestran, al igual que el pastor, que "saben ejercerla".

    Sin embargo, ha concluido que lo que al principio era una cinta planteada como "puro western", con Zambrano tomó otra dirección que le otorgó aspectos más realistas y con más identidad, ya que alude a una España no tan lejana en el tiempo y que le es cercana porque representa una realidad vivida por sus propios padres.

    Contador

    Lo más leído en Castilla y León