13 de diciembre de 2019
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • 27 de febrero de 2009

    Un total de 15 internos de la prisión de Valladolid realizará un curso de atención sociosanitaria a dependientes

    VALLADOLID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 15 internos del Centro Penitenciario de Valladolid realizará un curso de atención sociosanitaria a personas dependientes en la Fundación Formación y Empleo de Castilla y León y los que superen con éxito el curso serán derivados a los programas de acompañamiento para la inserción laboral que se desarrollan en la provincia de Valladolid.

    Según informaron a Europa Press de la Obra Social 'La Caixa', la inversión por parte de la entidad en cada una de estas becas asciende a 4.600 euros y la ayuda comprende los costes de la formación, desplazamiento del Centro Penitenciario al centro de formación, manutención que conlleve la jornada formativa y una asignación económica mensual que recibe el interno en función de su asistencia al curso.

    El Programa de Becas para personas privadas de libertad se realiza al amparo de un Convenio suscrito, en octubre de 2008, por el Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el presidente de 'la Caixa' y de la Fundación 'la Caixa', Isidro Fainé, en virtud del cual la Obra Social financia, para el presente curso 2008-2009, un total de 1.000 becas, 300 más que las financiadas el curso anterior.

    "Las becas se dirigen a capacitar y mejorar el nivel de empleabilidad de un colectivo que, a menudo, presenta necesidades de formación en todos sus niveles", destacaron las mismas fuentes antes de señalar que, en este sentido, sus beneficiarios adquieren, mediante la beca, "no solamente los conocimientos correspondientes a una formación profesional sino también la asunción de las obligaciones personales y profesionales que comporta un empleo estable".

    El contacto con el exterior pretende ofrecer a los internos un contexto "lo más normalizado posible" que contribuya a la adquisición transversal de competencias prelaborales "en un ambiente similar al del mercado de trabajo que encontrarán una vez que hayan cumplido el periodo de privación de libertad".

    La salida diaria al exterior con el fin de realizar una acción formativa es un paso intermedio entre el régimen ordinario y el régimen de libertad y se presenta como un instrumento importante para que la institución penitenciaria valore la evolución de los beneficiarios en su itinerario hacia la inserción social.

    LOS BENEFICIARIOS

    De los 755 becarios del curso 2007-2008, 117 son mujeres, el 15,4 por ciento del total, cifra que supone un porcentaje sensiblemente superior a la proporción de mujeres en la población reclusa general, que es del ocho por ciento.

    Por edades, el 75 por ciento tiene entre 25 y 45 años y la mitad (51 por ciento) de los beneficiarios tiene estudios de Primaria y uno de cada tres (29 por ciento) de Secundaria.

    Más del 95 por ciento de los beneficiarios no había recibido, hasta el disfrute de esta beca, formación específica orientada al mercado de trabajo, y cerca del 85 por ciento no tenía estudios o solamente había cursado la enseñanza obligatoria.

    La mayor parte de los beneficiarios de estas becas son internos cuyo régimen les permite la salida al exterior y, una vez finalizada la acción formativa, si el resultado es satisfactorio, el becario suele acceder al tercer grado, régimen que le permite buscar un empleo o trabajar fuera del centro.