26 de octubre de 2020
26 de septiembre de 2020

Un total de 230 conductores fueron denunciados por usar el móvil al volante en las carreteras de CyL

Un total de 230 conductores fueron denunciados por usar el móvil al volante en las carreteras de CyL
IMAGEN DE RECURSO DE COCHES EN UNA CARRETERA - ARCHIVO

VALLADOLID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El uso manual del teléfono móvil mientras se conduce sigue siendo, dentro de las acciones que implican una distracción en la conducción, la infracción más cometida por los conductores.

Así lo demuestran los resultados de la última campaña de vigilancia y concienciación sobre el peligro que suponen las distracciones al volante realizada por la Dirección General de Tráfico (DGT) entre el 14 y el 20 de septiembre y a la que se han sumado numerosos Ayuntamientos que, por medio de sus policías, han establecido controles en las vías de sus municipios.

En concreto, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla y León han controlado 31.348 vehículos y han denunciado a 505 conductores por realizar acciones que suponen una distracción durante la conducción.

De las 517 denuncias interpuestas, la mitad de las mismas (230) fueron por utilizar manualmente el teléfono móvil mientras conducían. Hay que recordar que muchos estudios constatan que la peligrosidad de un uso inadecuado del teléfono móvil puede llegar a ser equiparable a la conducción bajo los efectos del alcohol.

El uso de cascos o auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido, distintos del teléfono móvil, también ha sido motivo de denuncia para algunos conductores, puesto que el uso de los mismos mientras se conduce está prohibido. En concreto, 47 conductores fueron denunciados por este precepto.

La utilización o manipulación de navegadores, pantallas de acceso a Internet, reproductores de video o DVD durante la conducción fue también motivo de denuncia para nueve conductores.

Destaca, asimismo, la actitud de muchos ocupantes de vehículos poniéndose el cinturón mientras conducen, cuando se dan cuenta de que están siendo vigilados desde el aire. En concreto han sido 62 denuncias las que se han puesto a los conductores de dichos vehículos.

Junto a estas acciones concretas, que suponen una desatención en la conducción, los agentes formularon 105 denuncias por otras infracciones que provocaban distracción en la conducción.

Además, otros 64 conductores que fueron denunciados por distracción al volante también lo fueron por conducir con tasas de alcohol superiores a la permitida o dar positivo a otras drogas.

Contador

Lo más leído en Castilla y León