14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • 6 de julio de 2009

    Tráfico realizará más de 5.000 controles de alcoholemia en León entre hoy y el 19 de julio

    Un 1,6% de los controles realizados en la provincia en el primer semestre de 2009 dio positivo y 212 personas fueron detenidas

    LEÓN, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Guardia Civil de Tráfico realizará más de 5.000 controles de alcoholemia en la provincia de León entre hoy 6 y el 19 de julio con el fin de sensibilizar a los conductores sobre las consecuencias del alcohol en la conducción, un factor concurrente presente en muchos de los accidentes mortales.

    El subdelegado del Gobierno, Francisco Álvarez; el jefe provincial de Tráfico, Ramón Ledesma y el capitán del subsector jefe de Tráfico de la Guardia Civil, Roberto Ferrero Gómez, asistieron a un control de alcoholemia programado en el kilómetro 316 de la N-120, en la localidad leonesa de San Miguel del Camino, una actuación que ha servido para presentar la campaña especial de alcoholemia que la Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará los próximos días.

    Según informó la Subdelegación del Gobierno en León en una nota recogida por Europa Press, en los primeros seis meses del año los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizaron 60.463 controles de alcoholemia en las carreteras de León, de los que 993 dieron positivo, lo que representa un 1,6 por ciento y se instruyeron 212 diligencias por infracciones penales, por lo que se detuvo a 212 personas por delitos contra la seguridad vial.

    Estos datos suponen un ligero incremento respecto a los correspondientes al año 2008, periodo en el que se efectuaron 53.553 pruebas de alcoholemia, de las que 624 dieron positivo, un 1,1 por ciento y se instruyeron 163 diligencias.

    Francisco Álvarez, que en esta acción informativa estuvo acompañado por dos voluntarios de la Asociación Leonesa de Lesionados Medulares, manifestó que la ingestión de alcohol produce numerosas alteraciones orgánicas y psicológicas que pueden entrañar un grave riesgo durante la conducción de vehículos.

    En este sentido, insistió en que está demostrada la relación entre consumo de alcohol, incluso a bajas concentraciones etílicas y la reducción de la capacidad de conducción que se refleja en el deterioro de la atención, de las funciones visual y auditiva, perturbaciones en el campo perceptivo, cansancio, somnolencia o fatiga muscular y los accidentes de circulación.

    NORMATIVA

    En el artículo 65 de la Ley se tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos tras ingerir bebidas alcohólicas con tasas superiores a las establecidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos.

    También se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación que todos los conductores tienen de someterse a las pruebas de detección alcohólica, para lo que la normativa prevé la sanción de multa de 302 a 602 euros; la imposición de la suspensión del permiso para conducir por un periodo de hasta tres meses y la pérdida de entre cuatro y seis puntos del carné de conducir si se supera la tasa de alcohol permitido.

    Igualmente, el Código Penal establece que conducir bajo los efectos de las drogas o alcohol con una tasa superior a 0,60 miligramos por litro en aire espirado o 1,2 gramos por litro de sangre podrá suponer penas de entre tres y seis meses de prisión o multa de seis a doce meses y 90 días de trabajo en beneficio de la comunidad.

    Igualmente, estipula que negarse a realizar el control de alcoholemia o de uso de drogas podrá acarrear condenas de seis meses a un año de prisión y estar sin permiso de conducir de uno a cuatro años.

    SEIS VÍCTIMAS MORTALES MENOS

    Francisco Álvarez también analizó la evolución de la accidentalidad en la provincia de León en los primeros meses del año, período en el que se registraron 19 accidentes en los que fallecieron 23 personas, seis menos que el pasado año en el mismo período.

    La causa concurrente en la mayoría de los accidentes mortales registrados en la provincia de León fue la distracción y la somnolencia, presentes en el 58 por ciento de sucesos, seguidas de la velocidad inadecuada.