7 de junio de 2020
11 de diciembre de 2008

Tribunales.Condenados dos menores a un año de internamiento por causar un fuego que hirió a dos indigentes en Segovia

SEGOVIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Menores de Segovia impuso un año de internamiento en un centro especializado a los dos menores que en 2006 quemaron una vivienda abandonada causando heridas de gravedad a los dos indigentes que se encontraban en su interior.

La sentencia condena además a otros dos menores que participaron en los hechos a un año de libertad vigilada, un tiempo en el que deberán recibir un tratamiento de control de toxicomanías.

Los hechos ocurrieron a finales de marzo del año 2006, cuando se declaró un incendio en una vivienda abandonada situada en el número 5 del Paseo de Santo Domingo de Guzmán, en las proximidades de la Plaza de la Artillería, cerca del Acueducto.

A consecuencia del incendio, un hombre y una mujer que se encontraban durmiendo en el interior, en situación de indigencia, sufrieron graves quemaduras.

La condena, dictada de conformidad entre las partes, se extiende a un total de cuatro menores. A quienes tomaron parte activa en la agresión, el Juzgado les considera autores de un delito de homicidio en grado de tentativa y de allanamiento de morada con violencia. A otros dos menores, que no intervinieron directamente en el incidente, también se les considera autores en un delito de allanamiento de morada con violencia, además de un delito de omisión del deber de socorro de y una falta de vejaciones. A éstos la juez les ha impuesto libertad vigilada.

En la sentencia figuran como hechos probados que las dos personas que sufrieron quemaduras eran un hombre y una mujer en situación de absoluta indigencia. Ambos residían en la vivienda, que estaba desocupada desde tres años antes de ocurrir los hechos, sin el consentimiento ni conocimiento de sus propietarios.

El relato de los hechos indica que en la noche del 31 de marzo de 2006, cuatro menores que venían de practicar 'botellón' en las proximidades del Paseo de Santo Domingo de Guzmán decidieron acceder a la vivienda "para molestar" a los dos 'sin techo', "como habían hecho otras veces".

El hombre y la mujer no hicieron caso de las voces de los jóvenes, que optaron por abrir de una patada la puerta, para acceder al pasillo de entrada a la vez que voceaban. De acuerdo con el relato de los hechos que recoge la sentencia, los menores "lanzaron piedras sobre la cama" en la que estaban los dos indigentes y siguieron insultando al hombre a quien lanzaron un líquido cuya procedencia no ha podido acreditarse. Además prendieron un sofá "a sabiendas de que había gran cantidad de material inflamable".

RESCATADOS DE ENTRE LAS LLAMAS

Las llamas se extendieron hasta el dormitorio y los cuatro menores salieron de la casa "sin intentar en ningún momento auxiliar" a los dos indigentes, que quedaron afectados por las llamas. Ambos debieron ser rescatados por los servicios sanitarios y de extinción de incendios que se presentaron en el lugar, y luego trasladados en ambulancia a dos centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid.

La Policía detuvo a dos menores, que entonces tenían 15 y 17 años de edad, y los pusieron a disposición de la Fiscalía de Menores. También fueron detenidos otros dos menores como presuntos colaboradores.

El hombre, natural de Salamanca y de 44 años de edad, había sido profesor de Literatura y no estaba en activo. El incendio le provocó quemaduras en el 35,5% de su cuerpo.

Requirió dos intervenciones quirúrgicas en los servicios de Cirugía Plástica y varias del servicio de Oftalmología de hospitales de Madrid. Además de precisar de 221 días de hospitalización, mantiene todavía secuelas que le mantienen ahora incapacitado para realizar actividades habituales como el desplazamiento.

Por su parte, A.R.D., madrileña de 47 años, enfermera, que tampoco estaba en activo, sufrió quemaduras en el 18% de su cuerpo. También necesitó intervenciones quirúrgicas y le quedaron secuelas. Según la sentencia judicial, la mujer falleció hace unos meses, aunque por causas no relacionadas con las quemaduras.