23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 23 de diciembre de 2010

    Trib.Uno de los dos acusados del doble robo con cuchillo en las pasadas fiestas de Valladolid pide perdón a sus víctimas

    El fiscal rebajó a casi seis años la petición para él y mantuvo los ocho años de cárcel para su cómplice

    VALLADOLID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Ministerio Fiscal acordó dejar en casi seis años, dos años menos de lo solicitado inicialmente, la petición de pena para el joven Luis Daniel G.G, acusado del doble robo perpetrado durante la última Feria y Fiestas de San Lorenzo sobre otros dos jóvenes a los que abordó en la playa de 'Las Moreras', mientras que mantuvo invariable su solicitud de ocho años de privación de libertad para su presunto cómplice y compañero de banquillo, Carlos F.V.

    La rebaja aplicada al primero de los acusados, durante el juicio que quedó visto para sentencia en el Juzgado de lo Penal número 1 de Valladolid, obedece a que la acusación pública, una vez escuchado el informe pericial del forense, aceptó aplicar a Luis Daniel G.G, de 19 años, la atenuante analógica de trastorno mental, dado que cuenta con una capacidad intelectual que se encuentra en el límite de la normalidad y que, por tanto, le dificulta valorar las consecuencias de sus actos.

    Ante ello, el fiscal modificó sus conclusiones y optó por rebajar la petición de pena para Luis Daniel G.G, al que acusó de un delito de robo con intimidación y de otro con exhibición de arma y para quien pidió sendas penas de dos años y cinco meses y tres años y seis meses, respectivamente.

    El aludido, quien presentó un escrito en el mostró su arrepentimiento por lo ocurrido y solicitó el perdón de sus víctimas, reconoció su culpabilidad, aunque exculpó a su compañero de banquillo, Carlos F.V, de 18 años, tras asegurar que el día de los hechos este último no participó en el doble robo y que el mismo lo perpetró con la ayuda de un tal Jorge.

    Sin embargo, las dos víctimas del doble robo, los jóvenes Álvaro M. y Aitor B, quienes declararon protegidos por un biombo para no tener que enfrentarse visualmente a sus presuntos asaltantes, ratificaron la denuncia presentada y el reconocimiento fotográfico de los dos imputados que efectuaron en comisaría.

    Los hechos se registraron sobre las 01.00 horas del pasado día 6 de septiembre, fecha en la que Luis Daniel G.G. y Carlos F.V, según considera probado el fiscal, se dirigieron a la Playa de 'Las Moreras' y, en las proximidades del barco 'La Leyenda del Pisuerga', se acercaron al joven Álvaro M. y el primero de los procesados le dijo que sacase lo que llevaba en los bolsillos.

    Ante la negativa del joven, Luis Daniel G.G. amenazó con dar un "palizón" a su víctima, con lo que ésta accedió a sacar la cartera, el móvil y 10 euros que entregó al asaltante. Éste, no conforme, rebuscó en la cartera y comprobó que lleva 50 euros más que también le quitó.

    A continuación, los dos acusados se dirigieron a un amigo del anterior, Aitor B, y le conminaron a que hiciera lo propio bajo amenaza de darle una paliza. Como ello no fue suficiente para amedrentarle, Luis Daniel G.G. se dirigió a su compañero de banquillo para pedirle que trajera "la cacharra" y para espetar: "¡me cargo a estos dos!", para luego cambiar de opinión y gritar: "¡la cacharra no, trae lo otro!"

    Antes sus requerimientos, el otro acusado, Carlos F.V, se acercó a una furgoneta, propiedad de su madre, que se encontraba aparcada en las proximidades y volvió con un cuchillo negro de unos 24 centímetros de hoja que entregó a Luis G.G. y que éste, supuestamente, puso a Aitor B. en el estómago, ante lo cual éste entregó su cartera y 25 euros.

    Poco después, agentes de la policía interceptaron a los acusados a bordo de la furgoneta, en cuyas puertas posteriores hallaron, escondidos, el referido cuchillo y una pistola de bolas de aire comprimido. A Luis Daniel G.G. le ocuparon igualmente un billete de 50 euros, otro de 10, dos de 5, dos monedas de 2 euros y una de 1 euro.

    Álvaro M. recuperó los 60 euros sustraídos y sus efectos que los acusados arrojaron al suelo, mientras que a Aitor B. le hicieron entrega los agentes de 15 de los 25 euros que le fueron arrebatados.