21 de mayo de 2019
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 2 de junio de 2010

    Varias asociaciones conservacionistas presentan una alegación conjunta contra el trazado de la A-11 elegido por Fomento

    VALLADOLID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Varias asociaciones conservacionistas presentaron una alegación conjunta contra el trazado Duero-Norte elegido por el Ministerio de Fomento para ejecutar la Autovía del Duero (A-11) entre Tudela de Duero y Quintanilla de Arriba (Valladolid).

    En concreto, presentaron esta alegación la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel); la Asociación de Naturalistas Palentinos; la Asociación Naturalista Grupo Ornitológico Alauda; la Asociación para la Conservación y estudio de la Naturaleza de Valladolid (Acenva); Ecologistas en Acción y la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA Valladolid).

    En su alegación, estas organizaciones mostraron su desacuerdo por el trazado elegido y transmitieron al Ministerio de Fomento su "malestar y preocupación" por la posible materialización de este proyecto, así como su apoyo al proyecto de desdoblar la actual N-122.

    En este sentido, los grupos conservacionistas creen que a pesar de que Fomento defiende el trazado Duero-Norte como mejor alternativa medioambiental "nada está más lejos de la realidad" y recordaron que ya existe una Declaración de Impacto Ambiental del año 2006 que daba luz verde a la duplicación de la nacional 122, en la que quedaban "más que patentes las ventajas y beneficios de esta opción".

    Así, la elaboración de un nuevo estudio y nueva Declaración de Impacto no esta justificada, por lo que instaron al Ministerio a rectificar y a retomar la opción de duplicar la actual carretera N-122.

    Entre otras cosas, en el documento de alegación, las asociaciones firmantes trasladan al Ministerio de Fomento las desventajas del trazado seleccionado.

    Entre ellas destacaron la creación de un nuevo corredor viario "totalmente innecesario", con los inconvenientes medioambientales que este tipo de infraestructuras conlleva, mientras que la opción Sur Duplicación se asentaría sobre un corredor ya consolidado.

    De la misma forma, consideran negativa la fragmentación de terrenos hasta la actualidad libres de cargas viarias. Así, la opción propuesta, que necesariamente tendría que mantener la actual N-122, crea una nueva barrera para la fauna, impidiendo los flujos naturales de ésta entre las zonas de páramos situados a ambos lados del valle del río Duero.

    PROTECCIÓN NATURAL.

    Por otra parte, advirtieron de la creación de un nuevo puente sobre el Lugar de Interés Comunitario (LIC) 'Riberas del río Duero y afluentes', con los "severos" daños medioambientales que conlleva, principalmente sobre la excelente vegetación autóctona de ribera que presenta en sus márgenes y sobre especies como la nutria (Lutra lutra) y el desmán ibérico (Galemys pyrenaicus).

    En el mismo contexto, señalaron "la mayor gravedad del daño generado a las comunidades faunísticas por afectar directamente a espacios vitales para el desarrollo de numerosas especies de fauna protegidas por la ley".

    Otro de los inconvenientes que observan estos grupos es el mayor movimiento de tierras, es decir, un mayor numero de desmontes, algunos de gran importancia, lo que supondría un mayor grado de afección paisajística y geológica, "propiciando y facilitando fenómenos erosivos a los que son tan propensas las cuestas de la comarca por la naturaleza de sus materiales y su fuerte pendiente".

    De la misma forma, incidieron en el impacto paisajístico en todo el recorrido con la construcción de "nada menos" que cuatro viaductos "totalmente innecesarios, siendo este factor especialmente hiriente y de extrema gravedad" en el entorno de Valbuena de Duero y San Bernardo, lugares estos de excepcional valor histórico, cultural y paisajístico. Además, consideran que la materialización de estos viaductos encarecerá de forma muy significativa la materialización de la infraestructura.

    Las organizaciones recordaron que este trazado supone una mayor longitud del recorrido final, "ostensiblemente mayor" a la de la opción Sur-Duplicación, lo que traduce en un mayor riesgo de accidente de tráfico y en un índice de contaminación más elevado, teniendo en cuenta el alto volumen de vehículos que transitan esta carretera.

    Otras de las desventajas que citaron se centran en que el trazado elegido supondrá un servicio "menos efectivo" para todos por la lejanía de esta infraestructura a la mayoría de los municipios afectados; en un mayor riesgo para los usuarios por circular gran parte del trazado por zonas con valores termométricos mas bajos, mayor número de días de helada al año y mayor numero de días con nieve; y en que supone una mayor superficie de terreno expropiado, lo que conlleva una mayor destrucción de suelos aptos para el cultivo agrícola o forestal.

    Las organizaciones conservacionistas consideran que la creación del nuevo trazado y el mantenimiento de la actual N-122 supondría un aumento muy considerable e innecesario de los costes de mantenimiento de un mismo corredor viario y que la opción elegida supondrá una fuente de conflictos y problemas sociales, al encontrarse la mayoría de usuarios y afectados por esta infraestructura a favor de la opción denominada Sur duplicación total, "por las claras ventajas de toda naturaleza que presenta este trazado".

    Por otra parte, las asociaciones firmantes de la alegación afirmaron que trasladarán su malestar y preocupación a la Comisión Europea, a través de un completo documento en el que se abordará el contexto y las afecciones del proyecto, por creer que de materializarse esta opción sobre el terreno podrían vulnerarse normativas europeas relativas a la conservación de la Fauna y a los espacios protegidos.