Varias parroquias acogieron a un sacerdote expulsado de Miami por ser "un depredador sexual"

9 de noviembre de 2018

SALAMANCA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una decena de parroquias rurales de Salamanca acogieron durante años, de 1981 a 2004, a un sacerdote estadounidense que fue expulsado de la Archidiócesis de Miami por ser "un depredador sexual" y que continuó con prácticas sexuales con menores en la provincia de Salamanca, según una publicación de este viernes de El País.

Tal y como señala la información de este diario, recogida por Europa Press, el párroco Francisco C. tuvo que salir de sus responsabilidades eclesiásticas en Estados Unidos tras una denuncia por un menor y llegó a Salamanca, donde se puso al frente de distintas parroquias a pesar de que el Obispado tenía conocimiento de la situación.

Ya en tierras castellanaleonesas, mantuvo relaciones con menores, incluso en grupo, según recogen testimonios de varias víctimas a las que hace alusión la información publicada.

El religioso, natural de Nueva York, fue ordenado sacerdote en Salamanca en 1973 y estuvo destinado dos años en Ahigal de Villarino, Robledo Hermoso y Sanchón de la Ribera, hasta que se marchó a Miami, donde estuvo hasta 1981.

Después, tras su regreso a España, pasó por numerosas parroquias de Calzada de Valdunciel, Castellanos de Villiquera, Palacios Rubios, Poveda de las Cintas, Villaflores y, de nuevo, regresó a la comarca de La Armuña, con presencia en Valdunciel, Carbajosa de la Armuña, Naharros de Valdunciel, San Cristóbal de la Cuesta y Mata de la Armuña, así hasta que pasó al convento de las Bernardas y, desde 2011, está en el santuario de Valdejimena (Horcajo Medianero).

Contador

Últimas noticias