20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 13 de mayo de 2014

    Damm y Luxempart abandonan el consejo de administración de Pescanova

    Damm y Luxempart abandonan el consejo de administración de Pescanova
    EUROPA PRESS

    MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

    José Carceller y François Tesch, en representación de Damm y Luxempart, han abandonado el consejo de administración de Pescanova, tras tomar la banca acreedora el timón de la pesquera y ser aprobado el convenio para evitar su liquidación.

    En concreto, la multinacional ha hecho efectiva la dimisión de ambos en el máximo órgano de dirección, que ha subrayado su reconocimiento y gratitud por su "esfuerzo, interés y dedicación" en la compañía gallega.

    Asimismo, ha destacado la búsqueda de "soluciones de viabilidad" para Pescanova, así como "todo el tiempo" que han formado del consejo de administración.

    La banca acreedora se encuentra inmersa en la búsqueda de un socio industrial que le acompañe en su objetivo de salvar a la multinacional, un papel que iba a ser asumido por la cervecera catalana hasta que surgieron las discrepancias con las entidades financieras.

    Con el apoyo mayoritario al convenio, la banca toma las riendas del grupo y Sabadell, Popular y Caixabank se convierten en principales accionistas, al ser los que mayor pasivo tienen pendiente con la pesquera, con cerca de 590 millones de euros, tras capitalizar deuda.

    Tras recibir el visto bueno del juez, el acuerdo, que no modifica las condiciones de quita, supone un cambio en los sujetos que prestan el apoyo financiero al convenio, que pasarán a ser así ahora las entidades financieras.

    De esta forma, la banca acreedora ve cumplidas sus exigencias, entre ellas recuperar un tercio del pasivo de Pescanova, es decir, unos 1.000 millones de euros, frente a los 700 millones de euros que figuraba en la propuesta de Damm y Luxempart y rebajar la quita al 60%.

    Así, según la propuesta remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las entidades financieras asumen los términos de la oferta de financiación, con las modificaciones de que el importe del crédito supersenior queda fijado en 125 millones de euros y la supresión de la comisión por estructuración y aseguramiento.

    SOCIO INDUSTRIAL O CONSEJERO DELEGADO

    La propuesta inicial de la banca acreedora (Sabadell, Popular, CaixaBank, Bankia, Novagalicia, BBVA y UBI Banca) para reflotar la compañía incluía una inyección de capital de 125 millones de euros y la capitalización de unos 2.000 millones de euros de deuda, lo que supone una quita cercana al 60%.

    Así, la banca tomará las riendas de la pesquera para darle continuidad de la mano de un eventual socio industrial, para lo que se encuentra inmersa en negociaciones, o con el nombramiento de un consejero delegado, según informaron a Europa Press en fuentes conocederas del proceso.

    Para leer más