24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 5 de febrero de 2010

    Agro.- Los ganaderos no tendrán que costear la retirada de los subproductos de riesgo de origen animal

    MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Española de Productores de Vacuno de Carne (Asoprovac) aseguró hoy que el Gobierno prepara una Orden mediante la cual exime definitivamente a los ganaderos de costear los materiales específicos de riesgo (MER) generados por el faenado de los animales, hecho al cual obliga la actual legislación dentro del programa de control de la encefalopatía espongiforme bovina, más conocido como el mal de las 'vacas locas'.

    Es un comunicado, los productores de vacuno de carne señalaron que la nueva Orden, en fase actual de proyecto y enviada a los sectores para el preceptivo trámite de consultas, pone de manifiesto la necesidad de clarificar el propio concepto de subproductos de origen animal no destinadas a consumo humano dentro de la industria cárnica, así como delimitar el momento a partir del cual se generan estos subproductos.

    Por ello, le reglamento proyectado especificará que el ámbito de la norma afecta únicamente los subproductos generados en la industria cárnica y no a todos los subproductos.

    Según la Asociación, el nuevo ordenamiento "dejará claro" que la repercusión de los costes viene derivada del sacrificio de los animales en matadero, que es el momento en el que se producen los subproductos y, por ello, es a partir de entonces cuando debe iniciarse la repercusión de los costes generados por los mismos.

    De este modo, el Gobierno excluye de responsabilidades a toda la fase anterior a este momento, como la entrega por parte del ganadero de animales para su sacrificio a una empresa o industria cárnica, al considerar que este tipo de actuaciones no suponen generación alguna de subproductos.

    De publicarse la Orden, Asoprovac manifestó que, de este modo, vería cumplida una de sus reivindicaciones históricas, como fruto de las gestiones realizadas ante las administraciones públicas autonómicas, el Ministerio de Medio Ambiente y el Congreso de los Diputados.

    En concreto, en octubre de 2008, la Cámara Baja aprobó una proposición no de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Catalán Convergència i Unió y que fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos, con el objetivo de que el coste derivado de los MER se desplace hacia delante en la cadena alimentaria y que no recaiga sobre el ganadero, idénticamente a lo acordado por la Comisión Nacional de subproductos no destinados al consumo humanos (Sandach) en su reunión del día 3 de marzo.